El sector de los servicios financieros no es ajeno a los riesgos de TI. Por eso sigue siendo el que más gasta en Europa en ciberseguridad. Pero los mayores presupuestos no se traducen necesariamente en mejores resultados si no se centran en las áreas adecuadas. Para ello, las organizaciones necesitan un consejo de administración comprometido y consciente de la importancia de la gestión de los ciberriesgos para el éxito empresarial estratégico.

¿Cómo le explicarías a tu madre lo que haces? Seguro que te habrá pasado alguna vez. Yo le respondí con la frase del título de esta publicación: “Mamá, me dedico a Lo barato sale caro”. Sí, me puso la misma cara que debes estar poniendo tú, pero, si me das un minuto te contaré dos cosas que seguramente te hagan ahorrar en tus próximos proyectos. Sólo un minuto. Por Julián Gómez Bejarano, Chief Digital Officer LedaMC

Tras tres años consecutivos, 2018, 2019 y 2020, participando en la mítica carrera Dakar, el equipo de Infova regresa a esta aventura con dos coches. Uno pilotado por Óscar Fuertes, director de Infova Automoción, y el otro por el conocido aventurero y presentador, Jesús Calleja. Y aunque aún están en el ecuador de la carrera más dura del mundo nos hablan de las lecciones del desierto sobre la excelencia y el poder de adaptación a partir del cambio en las reglas de juego.

Existen una serie de características que definen a la empresa del futuro: horizontal, permeable al entorno, centrada en las personas, digitalizada, innovadora pero sobre todo abierta y revisable. Lo que significa, en última instancia, tener capacidad de adaptación. Sin embargo, más allá de todo esto, el propósito es lo que determina el verdadero sentido de cualquier compañía. Por Alejandro Giménez, CEO de Korporate y Executive chairman en Prometeus Global Solutions.

A finales del siglo XIX, el físico y matemático británico William Thomson Kelvin afirmaba que “Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre”. Esta máxima está más vigente que nunca en el siglo actual, en el que la gestión empresarial ha sufrido una transformación impulsada por dos claves: el desarrollo de la tecnología y el proceso de digitalización, y la adaptación obligada a la coyuntura económica. Por Ángel Luis Gilsanz, director de Personas y Organización de Watch&Act

El cambio climático es irreversible si no cambiamos de una vez por todas nuestros hábitos a nivel personal y, sobre todo, empresarial, según se desprende del tercer informe anual ‘Unidos en la Ciencia’ coordinado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y presentado recientemente en Naciones Unidas. Afortunadamente, la pandemia ha colocado a la sostenibilidad donde se merece en el ámbito empresarial y pocas empresas, por no decir ninguna, puede vivir a estas alturas de espaldas a ella