Durante los últimos años se ha multiplicado el interés por el síndrome del impostor, una distorsión cognitiva que casi todo el mundo padece y que nos lleva a sentirnos como un auténtico fraude en lo que hacemos. Aunque no solo afecta al ámbito profesional, es en ese entorno donde este problema se hace más visible. Y nadie, ni siquiera el primer directivo de una compañía, está a salvo de sufrirlo.

Según Leaders4Good, el primer estudio sobre Sostenibilidad y Liderazgo de las Personas Directivas en España, sólo el 30% de las personas directivas alcanzan un nivel de madurez en sostenibilidad. Este trabajo de investigación, codirigido por los profesores de EADA Ferran Velasco, Federica Massa Saluzzo y Davide Luzzini, propone un índice de madurez e identifica las competencias clave en el liderazgo sostenible.

Los miembros del jurado han valorado a una profesional que representa y está liderando el Management en nuestro país, y que, a lo largo de su trayectoria profesional ha destacado en las siguientes facetas: ética, humanismo, conferenciante, comunicadora, marca personal en redes, publicaciones, formación, docencia, empatía, proyección internacional y línea de pensamiento propia.

Será la líder más joven del IBEX 35 y la cuarta ejecutiva entre las grandes cotizadas. Pero quizás, el mayor desafío que tiene por delante es recoger el testigo de su padre: Amancio Ortega. Aunque este tipo de relevo no es un caso inédito. En Canal CEO hablamos de las otras “Marta Ortega”, un liderazgo de segunda generación en clave femenina que puede inspirar a otras muchas empresas familiares.