Practica el pensamiento positivo

Helena López-Casares

@helenacasares

Nuestra mente es muy poderosa y somos nosotros los que nos inducimos a un resultado o a otro a través de nuestros decretos de la realidad. Estos decretos los marcamos con el tipo de pensamiento que tenemos. ¿Sabes cuáles son las leyes del universo?

· Ley de causa y efecto. Esta ley también es conocida en Oriente como la ley del karma y afirma que recibimos lo que sembramos. ¿Qué tipo de energía estás emitiendo? A veces le pedimos a la vida aquello que no somos capaces de darle. Recibes aquello que das.

· Ley del enfoque y la atención. Todo aquello en lo que te enfocas se expande. Nosotros creamos nuestras experiencias con lo que pensamos y con lo que sentimos. Al prestar más atención a la parte negativa de las dificultades y de los problemas los estamos alimentando. Cuando nos enfocamos en la búsqueda de soluciones para esos problemas y dificultades con una actitud entusiasta, atraemos energía positiva hacia nosotros, lo que nos ayuda a transformar el entorno.

[pullquote] Todo aquello en lo que te enfocas se expande. [/pullquote]

· Ley de la creencia. Hay creencias positivas y potenciadoras que nos acercan a los objetivos que nos marcamos. También hay otras creencias, las negativas, nos apartan de la felicidad y de la tranquilidad. Reflexiona sobre las creencias que tienes porque puedes cambiarlas. ¿Cuántas veces has pasado en la vida por la misma experiencia? Nosotros nos creamos una y otra vez esa experiencia porque refleja la creencia que tenemos de nosotros mismos.

· Ley del autocontrol. Tenemos la capacidad de elegir cómo responder ante las diferentes situaciones y personas que se cruzan en nuestra vida. Cuando no puedas cambiar el horizonte, cambia la perspectiva y se abrirán nuevos horizontes. Esos horizontes ya estaban ahí en forma de posibilidad, lo que pasa es que no los veías. Cuando no tenemos control sobre nuestros pensamientos y emociones caemos en el victimismo. Eres el creador de tus pensamientos. No entregues el control a la crítica, a la culpa, al resentimiento, a la tristeza o al ataque permanente.

[pullquote] Cuando no tenemos control sobre nuestros pensamientos y emociones caemos en el victimismo.[/pullquote]

· Ley de correspondencia. Lo que ves por fuera es el reflejo de cómo estás tú por dentro. ¿Quieres más estabilidad en tu vida? ¿Qué las cosas mejoren? ¿Qué haya armonía en el exterior? Comienza por ser tú lo que quieres obtener. A partir de este punto todo se va moviendo y arreglando.

· Ley de la expectativa. La fe y la confianza en que algo suceda hace que las cosas pasen. Esto es lo que se denomina la profecía de obligado cumplimiento. Confía en la vida, relájate, libérate de las presiones a las que nos sometemos para que las cosas sucedan rápidamente y verás como la realidad que quieres se abre ante ti.

· Ley de la atracción. Cuando en tu mente tienes una visión muy potente y clara de aquello que quieres conseguir en tu vida y la recreas con energía mental positiva y sientes el agradecimiento de tener ya en las manos lo que deseas, empiezas a atraer a tu vida las circunstancias, las personas, las situaciones y las oportunidades que andas buscando para hacer que esa visión sea una realidad. 

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn