El Día de la Marmota no solo fue aquel que impedía a Bill Murray escapar de un pequeño pueblo de Pennsylvania en la película Atrapado en el tiempo (1993). Todavía hoy, cada 2 de febrero se celebra una tradición que para los granjeros de Estados Unidos y Canadá permite predecir el final del invierno. Y aún hoy, muchas organizaciones empresariales permanecen ancladas en su particular Día de la Marmota, por el rechazo al cambio.

Tras tres años consecutivos, 2018, 2019 y 2020, participando en la mítica carrera Dakar, el equipo de Infova regresa a esta aventura con dos coches. Uno pilotado por Óscar Fuertes, director de Infova Automoción, y el otro por el conocido aventurero y presentador, Jesús Calleja. Y aunque aún están en el ecuador de la carrera más dura del mundo nos hablan de las lecciones del desierto sobre la excelencia y el poder de adaptación a partir del cambio en las reglas de juego.

Durante los últimos años se ha multiplicado el interés por el síndrome del impostor, una distorsión cognitiva que casi todo el mundo padece y que nos lleva a sentirnos como un auténtico fraude en lo que hacemos. Aunque no solo afecta al ámbito profesional, es en ese entorno donde este problema se hace más visible. Y nadie, ni siquiera el primer directivo de una compañía, está a salvo de sufrirlo.

Tienes sesgos y lo sabes. Hoy abordamos un tema que enciende el debate siempre en el seno de Canal CEO: ¿nos traiciona el subconsciente a la hora de comunicarnos o, peor aún, de tomar decisiones empresariales? ¿Cómo podemos “depurarnos” para tener una mirada limpia hacia la diversidad corporativa?