Indra Nooyi, una líder de principios

Alba Paz | Madrid

7 de julio 2014

Lista, irreverente y con una intuición innata para el mundo de los negocios. Así es Indra Nooyi, una de las mujeres más influyentes del momento. Debido a su fuerte liderazgo en la multinacional PepsiCo, empresa en la que lleva 14 años, se ha ganado la denominación de ‘dama de hierro’ de la Gran Manzana.

Nooyi nació en Chennai, antigua ciudad conocida como Madrás, en La India. A pesar de estar muy unida a su familia, desde joven tenía muy claro cuál iba a su futuro. Se licenció en Matemáticas y Física y Química en Madras Christian College y posteriormente se centró en el universo de las finanzas tras realizar un Máster en Administración de Empresas por el Indian Institute Management de Calcuta y un diploma de Yale en Gerencia Privada y Pública. De esta manera aterrizó en Boston Consulting Group con un sari, el traje típico de los hindúes, dispuesta a comerse el mundo.

Sin embargo, recibió su primer rechazo profesional, pero no se amedrentó ante la adversidad. Sabía que no sería fácil. “Las mujeres que llegan a la cima tienen que trabajar más duro que los hombres”, ha asegurado en muchas ocasiones. Y así lo hizo. Su ascensión en PepsiCo ha sido imparable. En 2001 fue nombrada directora financiera del grupo y cinco años más tarde tomó el testigo de Steve Reinemund como presidente y director ejecutivo de PepsiCo, aunque no tomaría pleno control de la compañía hasta octubre de ese mismo año.

De carácter tranquilo y sensato, esta mujer, según ha dicho en algunas entrevistas, aún no ha sido capaz de complementar de manera efectiva su labor laboral con la parte profesional. Está casada y es madre de dos hijos. Ha contando recientemente una anécdota  acerca de la esta idea: Llegó a casa, le dijo a su madre que tenía algo muy importante que contarle y su madre le contestó que cualquier cosa podía esperar, que lo que necesitaban en ese momento era que saliera a comprar un poco de leche.

Después de tratar de encomendar la tarea a otra persona pero sin éxito, Nooyi salió como una hija obediente y volvió con un brick de leche. Cuando llegó dejó el cartón encima de la cocina y dijo: “Voy a ser presidenta de Pepsico! Y todo lo que tú quieres es que salga a por leche. ¿Qué clase de madre eres tú?”. A lo que su madre le explicó tranquilamente que, sea quien sea una, cuando entra en casa es una hija, una esposa, una madre, y no importa el cargo que ostente en el exterior, porque dentro nadie más puede hacer este rol. Nooyi aseguró que esa había una de las lecciones más importantes de su vida. Sin duda, Indra Nooyi se ha convertido en un ejemplo para todas las mujeres.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn