Desde que Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, recogió bajo el término Cuarta Revolución Industriallos nuevos modelos de negocio basados en data surgidos en las décadas anteriores, se ha otorgado mucha importancia a las tecnologías asociadas a la digitalización, pero muy poco a la materia prima que han de procesar todas esas herramientas: el dato.

Las transformaciones exigen tiempo. En el caso de los comportamientos individuales, 66 días bastan para cambiar un hábito. Para las empresas, el reto es aún mayor. Integrar el propósito del bienestar en el ADN corporativo exige un gran esfuerzo tanto de la dirección como de los empleados, que deben interiorizar de manera natural la cultura saludable.

Luis Pardo, CEO de España y Portugal de Sage reflexiona sobre la digitalización de las PYMES en España. La pandemia ha sido aprovechada por siete de cada diez empresas españolas para impulsar su transformación digital, pensando en la digitalización como una inversión necesaria y no como un coste o proyecto más, ¿pero sucede lo mismo si ponemos el foco en las PYMES?

La gestión de los recursos humanos y la salud de los empleados se ha convertido en uno de los aspectos más críticos de las organizaciones. Para mantener la productividad es imprescindible que los equipos de trabajo estén motivados y cohesionados. El bienestar y el deporte se convierten en el mejor aliado de las empresas en esta misión.

¿Tiene tu empresa una fragancia única, genuina e icónica? Nos detenemos en la obra de Loles Sala, Organizaciones nº5: descubre la esencia de las empresas que dejan huella. Un lugar de inspiración que, a partir de cinco virtudes y claves, marca la ruta necesaria para definir la actuación de las nuevas compañías y de los nuevos líderes para ser una organización top, extraordinaria y verdaderamente sostenible.