Tú salud física y emocional es la de tu empresa

%banner%
%home%

 El autocontrol emocional del CEO es necesario para que los miembros de la empresa no sufran el estrés del directivo, pero también la compañía debe preocuparse por la salud mental y física de su líder. No pocas compañías lo llevan a la práctica, al menos en Cataluña, donde la Cámara Internacional de Empresarios de Barcelona ha diseñado un interesante ciclo de acciones denominado “Programa Salud & Empresa”.

 Según diversos estudios, una persona que cuida su salud mental y emocional, ahorra cerca de 1.850 € al año. Esto es debido a que no tiene que visitar a su médico, toma menos medicamentos y causa menos bajas por depresión u otro tipo de enfermedades de las llamadas laborales. Dichos estudios sugieren a las empresas, empresarios y directivos estar atentos a su salud emocional y física incorporando técnicas de relajación, estiramientos,  hábitos y prácticas sencillas que le ayudan a prevenir disfunciones orgánicas, psico-emocionales, y trastornos derivados del estrés.

La salud mental del CEO

La gestión del estrés y la sustentabilidad emocional es fundamental para valorar nuestra dimensión sensible y conseguir una mejor gestión de la vida en general, para diferenciar la ansiedad y el entusiasmo genuino. Los expertos, como Ramiro Calle, pionero en la enseñanza del yoga, recomiendan realizarse pruebas médicas frecuentemente e incrementar los buenos hábitos de relajación y gestión del estrés.

En convenio con reconocidos consultores en salud laboral y clima organizacional, el programa del CIE de Barcelona, se  inicia con el “Módulo de gestión del estrés” en personas con alto grado de responsabilidades y enormes cargas emocionales. Estas cargas mal gestionadas, pueden poco a poco ir minando el equilibrio emocional de la persona, sumiéndola en un espiral de tensiones que no tardan en manifestarse con alteraciones físicas, psico-emocionales y conductuales.

Se puede liderar con el corazón teniendo en cuenta los sentimientos de los miembros del equipo de trabajo, pero a veces, algunos se olvidan, de que a pesar de que el buen líder trata de no afectar al resto con sus estados de ánimo y su estrés, también tiene sentimientos y pasa por emociones, y el permanente control de éstas puede pasarle fatura.

Así como a un coche se le enciende una luz roja cuando no tiene suficiente aceite, el cuerpo de una persona con altas responsabilidades en una empresa o equipo comienza a dormir mal, dolor de cabeza, tensión muscular, apatía, mal humor, taquicardias… Vienen a ser éstas las señales que el cuerpo emite de que algo no va bien. El problema es que en la mayoría de los casos no prestamos atención a estas señales y cuando reaccionamos ya se ha establecido la enfermedad o la disfunción orgánica. ¿Sería lógico tapar la luz roja? ” Es la opinión del Fisioterapeuta y Conferenciante Antonio Gutierrez, reconocido investigador sobre el estrés con 9 libros publicados y experto invitado a estos talleres en Barcelona.

Gutiérrez añade “vale la pena recalcar que el paralelismo entre el cuerpo humano y la empresa existe hasta tal punto que muchas empresas son el vivo reflejo funcional y organizativo de su director…”.

Productividad empresarial directamente relacionada con la salud del directivo

No cabe duda que la salud es fundamental para una vida digna, pero también para un  adecuado desempeño, si las empresas se preocuparan por la salud de sus empleados sería lo ideal, pero en la mayoría de las ocasiones la organización no tiene la capacidad para desarrollar un plan de salud, que no lo entra en los temas prioritarios aún cuando debiera serlo.

 La Cámara Internacional de Empresarios de Barcelona es una entidad de promoción económica que genera oportunidades de negocio para las empresas, empresarios consolidados y nuevos emprendedores a través de programas de Intercambio Comercial,  Desarrollo del Recurso Humano, Internacionalización y Responsabilidad Social.

Gracias a los talleres que tuvieron lugar en Barcelona el 2 y 3 de marzo, los empresarios pudieron aprender a gestionar los picos de trabajo que sigilosamente van carcomiendo el equilibrio. Todo a través de técnicas muy sencillas y herramientas prácticas de fácil aplicación y con el acompañamiento de un experto. La convocatoria de los primeros talleres generó expectativas tales entre la comunidad de empresarios de Barcelona, que el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Cataluña y otras administraciones se han interesado en colaborar con el CIE.

Fundada en el año 2000, la entidad opera en red con organizaciones de negocio similares en más de 120 países y en sus  programas participan cada año más de 6000 beneficiarios.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn