Luis Pardo: “Diversidad es que te inviten a la fiesta, inclusión que te saquen a bailar”

Elegidas palabras del año en 2019 y una de las tendencias laborales con mayor desarollo en el futuro inmediato, diversidad e inclusión parecen ir siempre de la mano. A veces, ser sinónimos. Sin embargo hay ciertos matices y diferencias separan ambos conceptos. Sobre ello, hablamos con Luis Pardo, CEO de Sage España y Portugal.

Como reconoce Luis Pardo, cuando últimamente se abre el debate sobre diversidad e inclusión en el seno de las corporaciones se han centrado únicamente en el género. Y es muy importante el género, pero este concepto también abarca la raza, la cultura, la religión, el diferente background, la edad, la experiencia.

Por eso, es difícil hoy entender la cultura organizativa al margen de ella. Entender diversidad e inclusión, integrarlo en nuestro ADN y conocer sus deferencias son imprescindibles para el directivo hoy. Luis Pardo lo resumen gráficamente: “Diversidad es cuando te invitan a la fiesta. Pero la inclusión es que te saquen a bailar”. Abrimos los primeros compases.

“Cuanto más diversas e inclusivas sean las compañías, serán empresas con propósito y tendrán mayores posibilidades de éxito”

diversidad

¿Qué es la Diversidad corporativa?

Según la Fundación Adecco, se trata de un valor empresarial estratégico que responde al pool de talentos diferentes y necesarios para el funcionamiento óptimo de una empresa.

Con frecuencia, este término suele cuantificarse estableciendo categorías por género, edad, discapacidad, raza, etc. Sin embargo, cuando se eliminan estas etiquetas y se pone el foco en los conocimientos, experiencias, valores, actitudes y genuinidad de las personas, conceptos intangibles, llegamos al verdadero sentido de la Diversidad, lo realmente interesante para las empresas.

La diversidad, en sí misma, no tiene valor. La riqueza de la diversidad la proporciona la inclusión.

La fórmula de la inclusión

La inclusión es el paso hacia delante de la diversidad. Se trata del elemento empresarial estratégico que:

  • Se refiere a la capacidad de gestionar e integrar las diferencias individuales en un equipo de trabajo.
  • Promueve la diversidad de talentos, experiencias e identidades.
  • Posibilita que cada profesional se sienta único, pero, al mismo tiempo, identificado con el grupo al que pertenece.

El concepto inclusión coloquialmente se traduce en «estar a gusto en el trabajo». Sin embargo, un reciente estudio de la Universidad de San Diego, propone una interesante fórmula para evaluar este concepto tan etéreo:

Inclusión es igual al Sentimiento de pertenencia al grupo + Posibilidad de ser uno mismo y sentirse único

Así, la plena inclusión se produciría cuando nos sentimos parte del equipo, identificándonos con la misión general de la empresa, pero conservando nuestra identidad y los valores que nos convierten en únicos: estilos, habilidades, conocimientos…

Cuando la inclusión aflora en su máximo exponente, cada empleado da lo mejor de sí mismo y ello impacta directamente en el compromiso, la innovación y en la orientación a resultados.

Diferencias entre Diversidad e Inclusión

  • Ambos conceptos son complementarios: uno no tiene sentido sin el otro. Y la Diversidad, por sí misma, no tiene ningún valor, sino va acompañada de inclusión.
  • La Diversidad es el valor que pone el foco en la atracción de diferentes valores, actitudes, habilidades y competencias.
  • La Inclusión, por su parte, es el elemento que permite extraer lo mejor de esa Diversidad en los equipos de trabajo, posibilitando que cada profesional se sienta identificado con la misión empresarial, pero valorado por los atributos que le convierten en único.

Así, la Inclusión da sentido a la Diversidad. Y la Diversidad es la antesala a la INCLUSIÓN plena y verdadera.

diversidad generacional