La reinvención de Obama

%banner%
%home%

Jorge Díaz-Cardiel es socio director general de Advice Consultants y ha sido director general de Ipsos Public Affairs, director de marketing de Intel, socio director general de Porter Novelli, director de relaciones con inversores en Shandwick Consultant y periodista económico en Europa Press y en “Actualidad Económica”. Licenciado en Periodismo y Filosofía, MBA por Babson Collegue (Harvard) y autor del libro “Obama y el liderazgo pragmático” y “La reinvención de Obama” de la editorial LID, ha sido entrevistado por Canal CEO para analizar la figura del líder de la primera potencia mundial.

¿Cuál es el futuro de EEUU?¿Quién liderará la salida de la recesión económica? Para hacer frente a estas preguntas Jorge Díaz-Cardiel aborda los principales retos de EEUU y realiza un exhaustivo estudio del pasado, presente y futuro de la figura de Barack Obama como presidente.

¿Cómo ha logrado Obama, liberal y progresista, triunfar en la sociedad americana siendo ésta en su mayoría conservadora? ¿Se debe a su marca personal?¿Funcionaría ahora del mismo modo si se volvieran a celebrar elecciones? O… ¿era necesaria una reinvención de su marca y pasar del progresismo al centro político?

En una primera fase, Obama se muestra decidido y enérgico sacando adelante muchas iniciativas entre las que destacan la creación de una  nueva arquitectura financiera internacional. El slogan que se asocia a su marca es el “Yes, we can” que durante un tiempo funciona, pero que supuso un antes y un después con respecto al decaimiento que se produjo en EEUU, durante 2007-2008, años en los que la marca Obama representaba una promesa de cambio. “Yes, we can” significaba “soy capaz de remontar esta situación difícil con mis propias fuerzas”, explica Jorge Díaz-Cardiel, ser resiliente.

El cambio de dirección en el desarrollo de una marca personal es posible, la reinvención  forma parte de un proceso evolutivo para adaptarse a las necesidades de cada momento.

El personal branding de Barack Obama

La marca personal de Obama llegó a ser tan global gracias a los medios de comunicación y a la “viralidad” de las redes sociales, aunque Jorge Díaz-Cardiel reconoce que lo tenía fácil tratándose del presidente de un país que representa el 25% del PIB mundial y con una cultura que ha impregnado al mundo entero.

En su opinión, es posible reinventar la marca personal, y darle un giro para adaptarse a las necesidades de los stakeholders (grupos de interés), de hecho en el caso de Obama, el presidente se da cuenta en el año 2010, de que la sociedad americana había evolucionado hacia el centro derecha; y en lo que podríamos llamar segundo período, asistimos a la evolución de Obama como una figura más humilde y a un movimiento lateral hacia el centro político que provocó un sentimiento de traición entre su electorado más liberal. Mientras, los especialistas económicos no se refieren a este cambio  como un movimiento oportunista, ni hablan de “chaqueterismo”, sino de pragmatismo.

En esta última etapa, la actual, es cuando Barak Obama trata de revalidar su victoria electoral reinventando su marca, tomando un cariz más conservador, adaptándose a la evolución de la sociedad americana y dando un espectacular giro hacia el centro político. Lo que en palabras de Jorge Díaz-Cardiel, autor de “La reinvención de Obama”, es “una receta segura para proveer de esperanza a una sociedad que últimamente había caído en la desilusión”.

Y es curioso el dato que Jorge nos aporta de la información publicada por las revistas económicas americanas “Newsweek” y “Business week“ que presentan a los contrincantes de Obama, no como próximos presidentes de un país, si no como consejeros delegados de ese país. Lo que demanda hoy en día la sociedad son políticos pragmáticos que den la vuelta a la situación económica. Hasta ese punto se pueden encontrar similitudes entre la gestión de un país y de una empresa.