Cuidado con el efecto abducción del despacho

 

Adrián Díaz-Caneja

25 de octubre de 2013

Hugo Rovira lleva varias décadas en el sector hotelero y, como dice, tiene la suerte de dedicarse a lo que le gusta. Ahora es el Director General de NH Hoteles para España, Portugal y Andorra. Un mercado donde, según Rovira, ofrecen un producto “con pocas malas sorpresas”.

En su gestión al frente de la compañía trata de vivir la realidad de los hoteles:  “en el despacho hay que estar relativamente poco, hay que tener cuidado con el efecto abducción de la oficina”. Rovira prefiere transmitir los cambios en la empresa de primera mano. “Yo preconizo estar cercano a la gente, como suelo decir las guerras no se ganan solo escuchando a los generales, la línea de combate es donde está la realidad”.