En estos meses tan convulsos para la economía española, hay ciertos sectores que han resultado claramente beneficiados como el ocio digital, el e-commerce, el transporte de bienes o el sector de la salud. Estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado, ha sido clave. Pero convertir la tendencia en éxito ha sido un desempeño que TopDoctors y su CEO, Alberto E. Porciani, resumen en una sola palabra: flexibilidad.

¿Tomarías las mismas decisiones estratégicas en tu empresa que las que ayudaron a los Reyes Católicos a crear un estado moderno en España o en la organización del Nuevo Imperio? ¿Sabrías optimizar sus negociaciones como Hernán Cortés hizo de su alianza con el enemigo de los aztecas? ¿Negociarías tus conflictos como don Juan de Aus­tria el delicado conflicto político y religioso que llevaba abierto diez años en Flandes?

Desde que la pandemia irrumpiera en nuestras vidas una palabra predomina en el panorama empresarial: flexibilidad. Un término que, lejos de ser coyuntural, parece indicar el camino a seguir en el mercado laboral post Covid. Más aún, puede ser una de las claves para edificar organizaciones cada vez más innovadoras. Analizamos su impacto a través del ejemplo de Irisbond, empresa flexible desde 2013 y está liderada por Eduardo Jauregui Torrecilla.

Expertos de Steelcase han analizado el impacto, perspectivas y futuro del trabajo en oficina desde el inicio de la pandemia, a través de más de 8 estudios primarios, el análisis de más de 8.000 planos y más de 32.000 encuestas realizadas a empleados y directivos de España, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá, Australia, México, China o India. El resultado: la redefinición del espacio de trabajo ideal.

Según un informe de KPMG de enero de 2019, la gastronomía, entendida en sentido amplio como una cadena de valor que incluye producción agrícola, distribución, turismo asociado y hostelería, supone 388.000 millones de euros de producción, equivalente al 33% del PIB. Cifras que se tambalean desde la pandemia, pero que iniciativas como BR Bars & Restaurants pretenden amortiguar a través de la digitalización y la mejora de la experiencia de usuario.

La experiencia de cliente o customer experience (CX) se ha convertido en uno de los aspectos que más preocupan a las empresas financieras y de telecomunicaciones, donde existe una lucha despiadada por robarle usuarios a la competencia. Durante mucho tiempo, los bancos y las operadoras de telecomunicaciones habían desatendido esta cuestión, pero la situación ha cambiado en los últimos años como consecuencia de varios factores.

El 41% de la población activa está considerando cambiar de trabajo como consecuencia de la transición a un ecosistema laboral flexible. En la denominada era del talento, la fórmula basada únicamente en la retribución económica ha dejado ser prioritaria y son la competitividad, la velocidad de las innovaciones o los programas de bienestar los que llegan a inclinar la balanza en un sentido u otro.