Tom Peters: ¿Es tu organización imparable?

Tom Peters Foto: Garbiñe Hoyo

En una época en la que la tecnología parece imponerse en el mercado laboral, a través de la automatización y la  inteligencia artificial, Tom Peters, el gurú más importante del mundo del management, sigue apostando por las personas. Así lo expresó durante el curso digital “Wobi On Change Management”, tal y como recoge El Confidencial, en el que apuntó las claves que hacen a las organizaciones imparables.

El autor del célebre ‘En busca de la excelencia: lecciones de las empresas mejor gestionadas de los Estados Unidos’, trazó un recorrido a través las ideas principales que marcan su pensamiento: “una cultura empresarial imparable que ponga a las personas en el centro”, al igual que las relaciones que se tejen entre ellas.

Para Peters, “La empatía es el atributo más importante en la vida del hombre y es esencial para lograr el éxito de toda organización empresarial”. En este sentido, su discurso se sustenta en una visión humanista en tiempos de  incertidumbre, como los que viven las empresas hoy a causa de la pandemia, donde el hombre se sitúa en el centro.

Tres son las claves que hacen imparable a una organización que mira al futuro: la excelencia, el fracaso como motor de innovación y la gestión de personas.

Excelencia personal y profesional

Partiendo de esta visión antropocéntrica del ámbito corporativo, la figura más importante en toda organización empresarial es la de la gestión de equipos y formadores del personal. Aquellos que seleccionan a los empleados, los motivan y les ayudan a alcanzar el máximo de sus capacidades. “Es terrible que entre el 70 y el 86% de los empleados de todo el mundo no se sientan bien en su trabajo o no quieran ir a trabajar. Y eso no es culpa suya, en absoluto, es de sus jefes. Son sus jefes los que permiten que estén tan desmotivados”.

Por este motivo, el papel del director es fundamental y su prioridad ha de ser  “crear un espacio adecuado e inspirador para los que trabajan con él, para que estos alcancen un grado de excelencia mucho más alta, con la que nunca llegaron a soñar, y para desarrollar unas capacidades que ni siquiera eran conscientes de que tenían”. Esta es la fórmula para crear “una cultura empresarial imparable” que ayude a cada empleado a alcanzar “un poder ilimitado”.

“La excelencia personal y profesional está en los próximos cinco minutos”

“Cuando hablamos de excelencia, pensamos en una gran montaña de aspiraciones por cumplir, pero eso es una tontería, al final llegas a la meta paso a paso, de ahí que haya que buscar la excelencia en la siguiente reunión o conversación, en tu siguiente correo de 10 líneas, siempre concentrarte en lo que estás haciendo ahora mismo, no sueñes con cómo lograr el éxito para tu empresa, tan solo búscalo minuto a minuto”.

Tom Peters
Foto: El Confidencial

El fracaso como aprendizaje

¿Cómo alcanzar una cultura empresarial basada en la innovación? Para resolver esta incógnita, Tom Peters aseguró que la clave está en saber crear una organización dinámica en la que todo el mundo, desde el empleado más bajo hasta el jefe más alto, prueben cosas nuevas todo el tiempo. Y nunca preocuparse por el fracaso, ya que “la innovación consiste en fracasar para luego avanzar y más tarde regresar al punto de inicio”.

“La clave está en fracasar más rápidamente para conseguir éxito más pronto. No solamente hay que aceptar el error, sino celebrarlo. Quien se arriesga e intenta llegar más lejos que los demás va a ser el que gane primero después”.

Y a la hora de hablar de innovación es esencial reparar en las estrategias de valor añadido. En un mundo tan cambiante y acelerado tecnológicamente, el diseño de productos radicalmente nuevos por parte de las empresas es esencial. Pero para que tu producto sea irresistible para el cliente no sólo importa el diseño desde el punto de vista estético, “sino que tiene que enamorarte desesperadamente y cambiar tu mundo”.

Liderazgo y gestión de personas: el camino a la excelencia

Su última conferencia tuvo como eje de nuevo a las personas. En este apartado, recordó las enseñanzas de su colega Daniel Goleman en materia de inteligencia emocional. Para poder liderar y gestionar una plantilla encaminada a la excelencia empresarial, son claves las figuras de los cazadores de talento y de la selección de personal y sus criterios de selección. “Rechacen a aquellas personas que se postulan para un empleo y hablan demasiado”, advirtió Peters. “Fíjense en los que son tímidos e introvertidos, presten atención a su forma de expresarse y en los rasgos no verbales de su locución, puesto que es ahí donde se puede intuir cómo es esa persona”.

En este sentido, puso en valor la comunicación interpersonal liderada por el cargo más alto de la pirámide empresarial. El CEO siempre debe procurar mantener una comunicación fluida y sincera con el que está más por debajo.  “El atributo más esencial para lograr la excelencia con tu compañía es la empatía que sientes hacia tus trabajadores, desde el primero al último. Lo primero son las personas, y hay que saber aprovechar su humildad, su sentido del compromiso y su amabilidad para con los demás”.

“Lo primero son las personas, y hay que saber aprovechar su humildad, su sentido del compromiso y su amabilidad para con los demás”.