Vocación de ayudar

Diego Posada | 21 de enero de 2016

Parte de la herencia familiar de Sergio Gordillo tiene que ver con cómo dirigir una empresa. Los procesos vividos por su padre al frente de diversos proyectos le hicieron saber cómo manejarse entre socios, cómo influye en el devenir de una familia una mala situación empresarial o por qué nunca debes estar cerrado al cambio. Gracias a estos procesos, y a otros muchos, Gordillo centra su actividad hoy en ayudar al crecimiento de los demás, “a conseguir que sean mejores”.

Por eso es el encargado de dirigir Improven, una compañía con quince años en el mercado que trata de mejorar la competitividad estratégica y operativa de sus clientes. Gracias a esa experiencia Gordillo ya diagnóstica los próximos cambios en la empresa: “las áreas que dominan más la compañía es la parte comercial, financiera o de operaciones. En los próximos años tenemos el reto de que recursos humanos tenga visión directiva”.