Las empresas tienen que aprender de la infancia

Cuando hablamos de la conexión entre educación y empresa existe un gran abanico de posibilidades para debatir. Por eso, en el séptimo Desayuno Canal CEO, hemos contado con la presencia de Javier Urra, primer Defensor del Menor, Doctor en Psicología y autor de diversos libros relacionados con la educación. Esta cita, organizada por APD y Más Cuota, cuenta con el apoyo de Grupo UNO CTC.

De la mano del experto, se ha reflexionado sobre el grado de formación que tienen los futuros empleados y la eficacia de esta, respecto al puesto de trabajo al que aspiran. Es decir, sobre la formación que desde pequeños reciben los que el día de mañana serán trabajadores, y el papel determinante que los padres tienen en este aspecto.

Educación y Empresa

Urra, comenzó afirmando que los niños no son el futuro, son el presente, y hay que actuar en consecuencia. Nos encontramos ante una educación que se basa en la sobreprotección, cuando lo que verdaderamente hay que hacer es fortalecer a las nuevas generaciones para los fracasos, las dudas o los dilemas éticos.

Por otro lado, Urra no está de acuerdo con la cultura del error, no es algo positivo para la educación, pues no considera que la gente aprenda a base de errores. Siguiendo esta línea sobre las necesidades educativas actuales, Urra ha afirmado que una de las finalidades de la educación se debe basar en enseñar a pensar por encima de todo. Tener conocimientos es importante, pero saber tener una mirada crítica ante toda la información a la que tenemos acceso, lo es aún más.

[pullquote] Una de las finalidades de la educación se debe basar en enseñar a pensar[/pullquote]

Durante el desayuno también intervino, Laura Valdeolivas, directora general de Port Aventura B&E, la cual afirmó que al final lo que busca en sus futuros empleados es sentido común y habilidades sociales, ya que habían llegado personas a su empresa con una formación muy completa en el área a la que se dedicaban, y tenían grandes carencias educativas de otro tipo, que al final eran de mayor importancia.

En esta relación entre la empresa y la educación hay que tener una cosa clara,  según Urra, la empresa tiene que aprender de la infancia en un aspecto fundamental, la pasión.

Líder y Padre

“Hay que pensar en nuestros empleados, no como creadores de riqueza, sino como padres y madres”. A la hora de debatir desde el otro lado de la educación, pasamos de hablar de los niños para hablar de la figura de padres y madres trabajadoras. En primer lugar, Urra habló de la importancia de desarrollar la capacidad de poder separar el entorno laboral de nuestra vida personal y familiar, porque como bien afirmaba el experto “no hay que querer llegar a todo, hay que llegar con pasión”. Para ello, priorizar es una de las formas de poder pasar tiempo con nuestros hijos, tiempo en el que prime la calidad, por encima de la cantidad.

La educación requiere responsabilidad, igual que ser líder de un equipo a nivel laboral. Y la capacidad de compromiso que se utiliza en la empresa, también se tiene que desarrollar a la hora de estar con nuestros hijos.

Para concluir, Javier Urra afirmó que tenemos que hacer que las futuras generaciones tengan una gran cosmovisión, porque el mundo es poliédrico y hay que abrir la mirada.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn