La sostenibilidad como oportunidad de crecimiento para las empresas

El cambio climático es irreversible si no cambiamos de una vez por todas nuestros hábitos a nivel personal y, sobre todo, empresarial, según se desprende del tercer informe anual ‘Unidos en la Ciencia’ coordinado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y presentado recientemente en Naciones Unidas.

Afortunadamente, la pandemia ha colocado a la sostenibilidad donde se merece en el ámbito empresarial y pocas empresas, por no decir ninguna, puede vivir a estas alturas de espaldas a ella.

Las empresas han entendido que el crecimiento de su negocio pasa por reducir su huella ambiental y reforzar sus contribuciones a la sociedad porque sus públicos prioritarios (consumidores, proveedores, inversores y trabajadores) les exigen un impacto positivo en su entorno. En este sentido, observamos como el respeto al medio ambiente es un valor al alza cada vez más importante para el empleado, que se siente atraído por empresas cuyos valores corporativos coinciden con sus valores personales.

Hoy en día es posible, necesario y “obligatorio” conjuntar profit con purpose

Pymes por la sostenibilidad

En el caso de Circoolar, entendimos este cambio de paradigma tiempo atrás, formando parte de grandes multinacionales y eso nos llevó a emprender.

Teníamos muy claro el objetivo de generar un impacto social y medioambiental positivo y ello nos llevó a fundar Circoolar, con el propósito de vestir a las empresas de sostenibilidad aplicando los principios de la economía circular. Nuestro reto es cambiar la dinámica de la industria textil -la segunda más contaminante del mundo, generadora de enorme cantidad de residuos y desigualdades sociales- mediante la ropa laboral y merchandiding textil.

Circoolar vio la luz en noviembre de 2019, tras un año trabajando y definiendo la cadena de valor y el camino no ha sido fácil. Después de 4 meses en el mercado apareció este maldito virus que nos trastocó pero, a su vez, nos hizo más fuertes, ya que supimos pivotar y continuar ofreciendo soluciones textiles sostenibles que satisficieran las necesidades de nuestros clientes, como por ejemplo las mascarillas. Fieles a nuestro compromiso con la moda corporativa ética y sostenible, hemos seguido remando y animando a cada vez más empresas a dar el paso y formar parte del cambio a través de su uniformidad.

Nuestro reto es cambiar la dinámica de la industria textil -la segunda más contaminante del mundo, generadora de enorme cantidad de residuos y desigualdades sociales- mediante la ropa laboral y merchandiding textil.

La nueva “normalidad” es más sostenible

Por fortuna, la crisis sanitaria ha reforzado la importancia de la sostenibilidad como valor estratégico para las empresas, y ha abierto oportunidades de negocio. Nuestro proyecto prueba que los ODS abren nuevas oportunidades de negocio a las empresas, con independencia de su área de actividad, al abrirse nuevos segmentos de mercado que son clave en la economía y que aún van a serlo más en los próximos años como el comercio justo o la economía circular, entre otros.

Pero las oportunidades de negocio no solo vienen de la mano de estos sectores. La sostenibilidad también beneficia la conexión con grandes empresas. El 86% de las compañías del IBEX 35 lleva a cabo acciones para contribuir a los ODS,  el 63% evalúa a sus proveedores bajo criterios sociales y de derechos humanos y, en concreto, el 43% dispone de un código de conducta a proveedores.

Atrás quedaron los tiempos en los que hablar de cambios en términos de sostenibilidad era sinónimo de grandes inversiones difíciles de afrontar. Según datos de la consultora Deloitte, las cotizadas que han asumido un fuerte compromiso con la sostenibilidad han mejorado sus resultados en un 11% respecto a su competencia.

En este punto, podríamos hablar de los resultados económicos de Circoolar pero, tras estos casi 2 años en el mercado, preferimos hablar de otras cifras: nos enorgullece saber que hemos evitado que 134.700 botellas PET acaben siendo residuos, que hemos disminuido las emisiones de CO2, consumo de energía y agua gracias al uso de algodón orgánico (-24%, -62%, -91%) y poliéster reciclado (-71%, -75%, -86%), que el 85,7% de nuestros pedidos se han realizado en talleres locales de inserción social, empoderando a más de 20 personas en riesgo de exclusión o que el 90% de nuestros proveedores se encuentran a menos de 300Km de nuestros clientes.

Circoolar – Ethical Workwear – Recycled Recyclable Social Impact LogoCircoolar es una clara apuesta por la economía circular y social en el sector de la moda corporativa: ropa laboral y merchandising textil eco-friendly, cero residuos y de impacto social por confeccionar las prendas en talleres de inserción social. Busca posicionarse como un proveedor referente B2B de la moda corporativa para empresas con sólidos compromisos de sostenibilidad, ayudándolas a minimizar el impacto medioambiental provocado por dos de los residuos más contaminantes, el plástico y el textil, a la vez que empodera a las personas.