Innovación: rompiendo la brecha entre universidad y empresa

la salle innovacion

¿Realmente somos innovadores? Las empresas son conscientes que innovar o digitalizarse ya no es una cuestión que mostrar de puertas para fuera. Para una recuperación efectiva y real, es crucial redoblar sus esfuerzos en materia de innovación desde los mismos cimientos para mantener, e incluso incrementar, su competitividad en entornos altamente volátiles, inciertos, complejos y ambiguos (VUCA).

Tras el crack financiero de 2008, el tejido empresarial español multiplicó su interés por la innovación. Eso permitió que muchas compañías pudieran dar el salto a los mercados exteriores, desarrollando estrategias de internacionalización y exportación que las han convertido en organizaciones mucho más sólidas. La situación actual exige un esfuerzo innovador similar, aunque en este caso orientado hacia la transformación digital.

La revolución tecnológica en los últimos años obliga a las empresas a asumir rápidamente su digitalización, lo que implica optimizar sus procesos de producción y distribución, desarrollar y fortalecer relaciones de confianza con clientes y consumidores (reconociendo sus nuevas necesidades y ofreciéndoles nuevas experiencias) y crear y explotar toda una inteligencia corporativa a la hora de tomar decisiones.

El proceso de aceleración surgido a raíz de la pandemia ha dibujado un escenario que nos lleva a identificar cuatro tipo de empresas o sectores: los más digitalizados y en crecimiento que necesitan mantener su dinámica; aquellos que necesitan preservar y optimizar sus capacidades para mantener su actividad; empresas/sectores cuyo objetivo es necesitan captar y fidelizar nuevos perfiles de clientes y otros que en cambio necesitan crear nuevos productos y servicios o directamente reinventarse. Es decir, empresas cuyas directrices pasan por potenciar la adaptabilidad, agilidad, simplicidad e innovación.

Para afrontar esos retos, las empresas españolas tendrán que echar mano de toda su innovación interna, pero también deberán abrirse a la colaboración con aquellas instituciones que atesoran una mayor experiencia en materia de innovación. Y esas instituciones no son otras que las universidades, porque a España le ha llegado el momento de estrechar la distancia que históricamente ha separado al ámbito empresarial del universitario.

La experiencia de la Universidad

Fomentar la cooperación entre las aulas y las sedes corporativas es fundamental. Pero para que esa relación ofrezca unos resultados plenamente satisfactorios, debe partir de unos criterios previamente analizados y establecidos. En este cuaderno de trabajo del proyecto Studia XXI, Universidades y empresas. Apuntes para crear sinergias con sentido, se aportan unas cuantas claves muy interesantes sobre las formas más exitosas de colaboración entre ambos mundos.

Muchas universidades españolas, tanto públicas como privadas, atesoran un extenso historial en materia de investigación, desarrollo e innovación. Así lo certifican clasificaciones como el U-Ranking de Universidades Españolas de la Fundación BBVA, que en su edición de 2020 analizó hasta 20 indicadores distintos de 70 universidades de nuestro país. Entre otras cuestiones, este ranking analiza y califica las actividades docente e investigadora de los centros de formación superior o la inserción laboral de sus alumnos.

El exitoso ejemplo de La Salle

La Salle Centro Universitario es una de las instituciones formativas españolas más convencidas de la necesidad de derribar definitivamente el muro que hasta ahora había separado al ámbito empresarial del educativo. Entre otras cosas, porque considera que sus equipos de investigación tienen mucho que aportar a los procesos de innovación y digitalización de las empresas de nuestro país.

La tarjeta de presentación de La Salle en el campo de la innovación incluye numerosos reconocimientos a nivel nacional e internacional. Sus facultades y titulaciones suelen copar las primeras posiciones en las clasificaciones elaboradas por U-Ranking, a lo que hay que sumar la inclusión de sus estudios en Ingeniería Informática entre los más importantes del país según el QS World University Ranking by Subject. Asimismo, hasta cinco de sus programas de posgrado fueron incluidos en la última edición del Ranking de Mejores Másteres del diario El Mundo.

Facilidades y resultados

Pero no son sus reconocimientos lo que La Salle pone al servicio de los líderes empresariales, sino una relación próxima, ágil y sencilla. Y también les ofrece flexibilidad en los acuerdos de colaboración, tecnologías futuras con impacto potencial en sus áreas de negocio, nuevos campos de conocimiento, capacidad para resolver problemas complejos, proactividad y reconocimiento de las necesidades de su sector, espacios de diálogo y, lo más valorado por las compañías, resultados tangibles y a corto plazo.

Tal como explica Xavier Baño, responsable del Área de Innovación y Transferencia en la Salle BCN, “nuestra propuesta de valor es la experiencia en la resolución ágil de problemas complejos mediante la aplicación de tecnologías emergentes; la unión transversal a los dominios de conocimiento de nuestros grupos de investigación y una rápida interpretación de las necesidades de negocio de la empresa”.

El modelo Rapid Tech Transfer: un modelo propio a través del cual las empresas obtienen innovación a partir de los activos y las capacidades de los grupos de investigación de La Salle a muy corto plazo, en tan solo meses.

Esta propuesta se concentra en el espacio IoTiCAT, a la vez laboratorio y entorno de desarrollo de proyectos, “con vocación interdisciplinar, donde empresas, investigadores, emprendedores y estudiantes convergen para resolver los retos de innovación”, añade.

LaSalle

De todo y para todos

El IoTiCAT permite que las empresas accedan a los equipos de investigación de La Salle, a los emprendedores de La Salle Technova Barcelona y al talento de los alumnos de sus escuelas de Ingeniería, Arquitectura y Gestión.

También tienen a su disposición, tal como explica Baño, “diferentes espacios que facilitan la dinámica necesaria para hacer crecer su competitividad a través de un modelo de Transferencia Rápida de Tecnología que concentra la investigación, la co-creación, la creación de prototipos y la innovación cruzada para proporcionar soluciones innovadoras a corto plazo”.

En concreto, La Salle ofrece al tejido empresarial de nuestro país su experiencia en campos altamente disruptivos, como DataScience, Inteligencia Artificial, Ciberseguridad, Big Data, IoT, Cloud Computing, Tecnologías de Interacción, entre otras.

Innovación real: casos de éxito

Digitalización de un dispensador de medicamento. Aplicación de inteligencia a la aplicación del medicamento por parte del paciente.


Problema: Empresa del sector farmacéutico requiere proporcionar una mejor experiencia al paciente en la aplicación de su medicamento. Aplicaciones incorrectas por parte del paciente. Olvido de las dosis diarias marcadas por el equipo médico.
Proyecto: Incorporación de tecnologías de interacción al dispensador de forma que registre la información de uso por parte del paciente, le informe de su correcta aplicación y transmita la información al equipo médico. Incorporación de una capa de servicio al medicamento a través de las nuevas tecnologías.

Aplicación de inteligencia artificial a los procesos de negocio.


Problema: Empresa del sector turístico, en expansión internacional, busca aplicar inteligencia artificial en la gestión de la demanda para optimizar sus procesos de operación, así como tener la capacidad de personalizar las experiencias que ofrecen a través de sus servicios a sus clientes.
Proyecto: Desarrollo de un módulo de gestión inteligente de la demanda a través de la aplicación de ciencia de datos y desarrollo de algoritmos basados en inteligencia artificial.

• Aplicación de inteligencia artificial y tratamiento de imágenes a procesos de fabricación.


Problema: Ingeniería que desarrolla tecnologías para entornos de fabricación complejos requiere del desarrollo de un dispositivo inteligente y autónomo capaz de identificar defectos de pintura en superficies metálicas de grandes dimensiones para automatizar el proceso de control de calidad.
Proyecto: Desarrollo del algoritmo de inteligencia artificial capaz de identificar los defectos de pintado a través del tratamiento de imágenes en tiempo real y basado en machine learning.

• Aplicación de inteligencia artificial a los procesos de producción y lanzamiento de producto


Problema: Empresa del sector del entretenimiento busca identificar el nivel éxito de un nuevo producto para así ajustar sus planes de producción.
Proyecto: Desarrollo de un módulo de gestión inteligente de la demanda a través de la aplicación de ciencia de datos y desarrollo de algoritmos basados en inteligencia artificial.

La Salle es experta en innovación y emprendimiento, acompaña a los equipos directivos en el impulso de la innovación digital y el intra-emprendimiento, así como en la conexión con el mundo de las startup. Y ese conocimiento es útil para cualquier organización, independientemente del sector en el que se desenvuelva: Consumo, Industria, Salud, Farmacia, Química, Alimentación, Logística, Entretenimiento y Audiovisuales, Energía, Educación, Finanzas y Seguros, TIC, Smart Cities, Wellness, Silver Economy, Cultura o Energia y Sostenibilidad.

Para más información, puedes contactar con: