Luis Pardo: “Cuando el cambio se percibe como algo positivo, comienza el éxito de la empresa”

¿Qué empresa tiene sentido sin ética? Como anticipábamos, el de hoy ha sido un extraordinario viaje a las profundidades del liderazgo, la innovación y la cultura digital a manos de un capitán de referencia en el mundo empresarial: Luis Pardo, CEO de Sage España y Portugal. La cita, que ha contado con el impulso de La Salle URL e Ibis Computer, ha congregado a un centenar de directivos en torno al humanismo digital.

¿Es habitual que un CEO tecnológico cite en su discurso empresarial a Heráclito? Posiblemente no, pero en el Desayuno Canal CEO de hoy hemos tenido la ocasión de entrevistar a un líder fuera de lo común.

Luis Pardo Céspedes es un hombre poliédrico que basa su análisis en los datos, la tecnología, la mitología, la psicología y aún exprime el tiempo para escribir obras tan esenciales como “Viaje al centro del Humanismo Digital”, divulgar o dirigir la Cámara de Comercio británica en pleno Brexit en pausa por la pandemia. Todo ello, mientras dirige la expansión de una compañía pionera con más de 1.500 empleados como es Sage España y Portugal.

“Si tuviera delante un directivo con dudas a abrazar la tecnología y la cultura digital, yo le diría cuál es el riesgo de no hacer nada y cuál es la oportunidad de hacer algo. La supervivencia y el futuro”

Supervivencia y futuro en tiempos de incertidumbre

¿Qué tienen en común aquellas empresas capaces de sobreponerse a la adversidad? En la historia contamos con muchos ejemplos, pero “no hay que perder nunca de vista de vista que las empresas que siempre tienen más resiliencia en cuanto a estas situaciones atípicas”, apuntaba el CEO de Sage.

En su particular manual de supervivencia de Luis Pardo cita tres focos a tener en cuenta por cualquier pequeña y mediana empresa:

  1. En estos momentos hay que revisar y ajustar los costes y focalizarse en una tesorería lo más sana posible.
  2. Hay que tomar decisiones en cuanto a los clientes y los talentos: lo más importante son las personas.
  3. Buscar las oportunidades de negocio en el futuro.

“En este estado de alarma -señala Pardo- las empresas se han visto desnudas porque no había hecho los deberes y deben aprender bien la lección en esta ocasión. Deben darse cuenta de lo importante que es anticiparse. Anticiparse a la digitalización, a los nuevos modelos de consumo, a las nuevas necesidades… Y después ser una empresa ágil, independientemente del sector y tamaño”.

Una empresa cliente céntrica es también una empresa que tiene a los empleados, a las personas, en el centro de todas sus decisiones. Y además sigue buscando oportunidades de negocio en el futuro.

Cultura digital e innovación

Y todo ello, pasa por derribar a dos grandes enemigos de las organizaciones que frenan la innovación en la empresa:

  • La complacencia de pensar que el mundo pasado fue mejor y creer que repetir éxitos pasados, nos asegura éxitos futuros. Esto supone no aceptar que el mundo cambia y las empresas son estructuras orgánicas que deben evolucionar al mismo paso.
  • La resistencia ante el cambio que depende del comportamiento de las personas.

Para liderar y crear el cambio, no puede haber negocios “Zombiness” (un mix de Zombies&Business). Un término acuñado por Luis Pardo para denominar a aquellas organizaciones que se han quedado en un retardo en tomar decisiones y prefieren quedarse como meros espectadores esperando tiempos mejores.

Hay que tener el liderazgo basado en comunicar y crear una cultura con cierto sentido de urgencia que predisponga a la empresa al cambio. Cuando el cambio se percibe como algo positivo, comienza el éxito de la empresa.

El propósito

Y volvemos a la cuestión inicial: ¿Qué empresa tiene sentido sin propósito? “El humanismo se basa en la esencia del hombre buscando un mundo mejor. El verdadero valor de la empresa está en sus comportamientos éticos”.

Para Pardo, “las empresas respiran el humanismo no sólo en lo que dicen, sino en lo que hacen. A veces como micro-cosmos y otras con acciones a nivel global. Todas ellas pueden contribuir a una sociedad mejor, más allá de generar cash, y eso es lo que da valor a la compañía, empleados y clientes“.

Hacer una compañía sostenible es no sólo algo importante, sino imprescindible. Y dentro de este concepto, y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por Naciones Unidas, hablamos de la diversidad, inclusión, de erradicar la pobreza, de la innovación. En palabras de Sage, “creo que hay pocas cosas, por no decir ninguna, más importantes que esta”.

Crear cultura

La cultura digital es todo aquello que no se transmite a través del canal genético. La tecnología e internet por tanto son también parte de ella. ¿Cómo podemos generar cultura en un mundo en el que se ha eliminado el contacto piel a piel? ¿Cómo los directivos pueden entender la nueva normalidad y transmitir una cultura organizativa en un mundo cada vez más digital?

La cultura es donde comienza una organización y hay que crearla, formentarla e invertir en ella.

  • Es donde comienza una organización: hay que crearla, fomentarla e invertir en ella.
  • Se trata de un comportamiento top-down, es decir, ha de partir de una visión del líder, responsabilizarse de ella, tener su propiedad y respirarla.
  • Es uno de los puntos más importantes de atracción de talento.
  • Debe cumplir un doble objetivo: ha de ser importante para el negocio estratégicamente y capacitar al talento. Debe ser una cultura inclusiva donde todos pueden jugar un rol en este mundo digital.
  • Para que se asimile de manera líquida en el seno de la empresa debe partir del liderazgo con el ejemplo: la dirección debe entender la innovación e invertir en la formación digital, porque de otro modo no será creíble.

Liderar es hacer. Hay personas en los comités que nos puedan aportar ese impulso necesario para cambiar la cultura hacia un mundo digital y proveer de formación digital con el convencimiento de que pasar de una organización analógica a una digital es beneficioso a todos ellos.

Sobre el experto: Luis Pardo

L

icenciado summa cum laude en Dirección y Administración de Empresas por la European University, Luis Pardo completa sus estudios académicos con diversos MBAs y postgrados en IESE, EADA, ESADE e ISDI. Con una amplia trayectoria en multinacionales, en 2001 se incorporó a Sage, líder mundial en software de gestión para empresas, ocupando diversos cargos de alta dirección en España y Europa. En 2014 fue nombrado CEO para España y Portugal.

Entre los numerosos reconocimientos recibidos destacan el premio al CEO del año por el diario La Razón (2017), La Medalla de Oro al Mérito en el trabajo de la Asociación Europea de Economía y Competitividad (2018) y el de CEO del año en la categoría de gran empresa por el Club CEO de España (2020).

Pardo es Miembro del Consejo de Acción Empresarial de CEOE, Miembro del Consejo asesor de FOMENT, patrono de la Fundación EADA, miembro del Comité Directivo de la patronal de las tecnologías AMETIC y presidente del International Madrid Business Club, además de presidente de la Cámara de Comercio Británica.