Marie Curie y su afán de descubrimiento

Helena López-Casares

@helenacasares

Marie Curie, química y física, fue una gran pionera en el campo de la radioactividad y la primera persona en recibir dos premios Nobel, el de Física en 1903 y el de Química en 1911.

El físico Henri Becque había descubierto que las sales de uranio transmitían unos rayos cuya naturaleza era desconocida. Este trabajo, que estaba relacionado con el reciente descubrimiento de los rayos X, fue usado por Marie Curie y su esposo Pierre como base de sus experimentos.

El matrimonio decidió investigar la incógnita de la naturaleza de las radiaciones que producían las sales de uranio. Esa radiación no era normal ni habitual, lo que encendió en ambos la llama de la motivación para iniciar un camino de exploración, que les llevó a descubrir el polonio y el radio. Este último elemento sería la causa de su muerte.

[pullquote]La pasión que sentía por lo que hacía y la fe inquebrantable en sí misma actuaban en ella como un gancho de atracción hacia los demás, porque emanaba credibilidad.[/pullquote]

Marie Curie fue una de las mentes más brillantes del siglo XX dotada de una enorme capacidad de trabajo y de una marcada tendencia hacia la exploración. Su amor por los retos le impedía desistir aunque los resultados no fueran los esperados en un principio. La pasión que sentía por lo que hacía y la fe inquebrantable en sí misma actuaban en ella como un gancho de atracción hacia los demás, porque emanaba credibilidad. Y es que estas características son los cimientos de las personas dotadas con una mentalidad ganadora en cualquier ámbito de la vida. ¿Quieres abordar proyectos de altura? ¿Por qué no empiezas por comprometerte contigo mismo indagando un poco más sobre tus talentos? Quizá descubras nuevos elementos en ti que potenciarán tu desarrollo personal.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn