Vanda Martins: «La diversidad de habilidades y competencias en entornos directivos tiene un impacto directo en la mejora de la gestión»

ESPECIAL #8M | Lucía Galvani (1737-1798), Herta Marks Ayrton (1854-1923), Edith Clarke (1883-1959), Marie Curie (1867 – 1934) o Maria Telkes (1900 – 1995) fueron mujeres pioneras (y casi olvidadas) en el campo de la ciencia y la energía. Mujeres que lograron poner de relieve la importancia de una mirada femenina en este sector estratégico y facilitaron la llegada de las directivas que hoy lideran las grandes compañías del sector. Entrevistamos a la Directora General de la Fundación EDP, Vanda Martins.

La Fundación tiene por misión reforzar el compromiso del Grupo EDP en las áreas, educativa, cultural, social y medioambiental, dentro de una perspectiva de desarrollo sostenible global, en el que la generación y utilización eficiente y responsable de la energía juega un papel determinante.

Entre la multitud de iniciativas que se llevan a cabo desde la Fundación, una muy interesante es el programa Energía Solidaria, cuyo objetivo es aumentar la seguridad, el bienestar y la eficiencia energética de las familias más vulnerables identificadas por Cáritas y Cruz Roja.

Las mujeres tienen formas de gestionar que son especialmente esenciales en entornos volátiles como el actual

Canal CEO: ¿Por qué el sector de las energéticas es uno de los más diversos e inclusivos del IBEX?

Vanda Martins: Somos un sector, aunque quizás no se perciba a simple vista, fuertemente comprometido. Apostamos por un talento diverso en un entorno equitativo e inclusivo, que fomente la innovación, el éxito y la satisfacción de las personas que forman parte de los equipos. Este enfoque, además, resulta fundamental en un sector con un enorme potencial de creación de empleo en los próximos años, fortaleciendo así la presencia de mujeres e impulsando su llegada.

Si miramos el Gender Equality Index 2022 de Bloomberg hay 17 empresas españolas cotizadas y comprometidas con la igualdad de género. De ellas el 35%, 6, son energéticas, muy por delante del siguiente sector representado, el bancario con un 18%. Un indicador de cómo nuestro sector avanza en este ámbito, si bien es cierto que, aunque estamos en el camino correcto, todavía queda mucho por hacer. En EDP hemos aumentado en los últimos años la representación de la mujer hasta el 26,7% de la plantilla total y en puestos de dirección el porcentaje alcanza el 26,5%. Trabajamos para atraer y retener a más profesionales femeninas, ofreciendo una experiencia equitativa y participativa.

Canal CEO: Según tu experiencia, ¿cuáles crees que serían políticas de inclusión son hoy las más efectivas en el seno de la empresa?

Vanda Martins: Pienso que debemos empezar por implantar procesos de reclutamiento y promoción interna inclusivos, redactando las ofertas con un lenguaje inclusivo y evitando sesgos, como pedir el nombre, la edad, el sexo o una foto. También apostar por enfocar estas ofertas en los resultados esperados para el puesto, pues está demostrado en diferentes estudios que los hombres se inscriben a empleos cuando cumplen el 60% de los requisitos, mientras que nosotras en general no lo hacemos si no cumplimos el 100%. También son efectivas políticas como el acompañamiento a las mujeres a lo largo de su carrera en la empresa para que escalen y rompan el famoso techo de cristal, la flexibilización y conciliación familiar, la discriminación positiva y las políticas de cuotas. Si atendemos a puestos directivos, también son necesarios flexibilidad y teletrabajo. 

Canal CEO: ¿Qué pasos faltan aún por dar para que podamos hablar de plena igualdad en el mercado laboral español?

Vanda Martins: Hemos avanzado en los últimos años, pero todavía tenemos más dificultades para acceder al mundo laboral y desarrollarnos profesionalmente. Los pasos que faltan están reflejados en datos objetivos, como que la tasa de desempleo es superior entre las mujeres, la de ocupación es casi un 10% inferior a la masculina o que una mujer necesita trabajar 59 días más al año que un hombre para ganar lo mismo. También son las primeras en retirarse por cuestiones familiares y quienes se acogen de forma prioritaria a reducciones de jornada, y aunque permanezcan en sus empleos, les cuesta mucho más llegar a puestos de responsabilidad. En 2021, la cifra de mujeres directivas en la empresa española llegaba al 34%, en la media europea, y la pandemia ha supuesto un retroceso en el avance de las políticas de igualdad en las empresas.

Según el informe Women In Business, 3 de cada 10 empresas reconocen no haber emprendido ninguna medida en este contexto para mejorar el equilibrio entre hombres y mujeres, una cifra que supone un aumento de 15 puntos respecto al año anterior.

Canal CEO: ¿Qué aporta la perspectiva femenina a la gestión empresarial?

Vanda Martins: Pienso que la diversidad de habilidades y competencias que pueden aportar hombres y mujeres en entornos directivos tiene un impacto directo en la mejora de la gestión. Además, las mujeres tienen formas de gestionar, que incluyen las conocidas como soft skills, que son especialmente esenciales en entornos volátiles como el actual, que requieren de empatía, capacidad para establecer sinergias, mayores dotes de negociación, de búsqueda de consenso y de capacidad de resiliencia.

Canal CEO: ¿Cuál es su secreto para saber hacer frente a las peores crisis y gestionar con templanza los cambios?

Vanda Martins: Intento ver en cada crisis una oportunidad de mejora, para cambiar, para hacer las cosas de manera más adecuada, efectiva y con un mayor impacto. Intento siempre gestionar las crisis pensando en el valor que pueden representar y, sobre todo, apuesto por mantener un enfoque colaborativo. Pienso que es muy importante tejer redes, rodearse de profesionales y colaboradores adecuados, y mantener vías de colaboración con los diferentes grupos de interés. Estas vías de colaboración no sólo deben abrirse y utilizarse en tiempos de crisis, sino que una red adecuada puede suponer la diferencia entre superar una crisis con éxito y ser incapaz de hacerlo.