Retos Compartidos: “Construir empresas por y para las personas implica generar confianza, ser transparentes y predicar con el ejemplo”



¿Qué significa poner en el centro a las personas? Todos conocemos la teoría, pero gracias a Ester García Cosín (Havas Media Group), Josep Santacreu (DKV Seguros) y Fernando Summers (Rastreator) conoceremos el poder de transformación y crecimiento que supone empoderar al recurso más valioso de la organización.

Havas Media Group y CanalCEO impulsamos el espacio de diálogo Retos Compartidos. Un proyecto en el que los líderes de diferentes compañías reflexionan sobre algunos de los principales desafíos empresariales que hoy afrontan la mayoría de organizaciones, independientemente de su tamaño o de la actividad en la que se desenvuelven.

En esta primera entrega de la serie, hemos comenzado por la razón y centro de todo: las personas. Conducidos por Ester García Cosín, CEO de Havas Media Group, hemos conocido la visión de Josep Santacreu y Fernando Summers, CEOs de DKV Seguros y Rastreator, respectivamente, sobre el siguiente desafío empresarial: Hacer la diferencia desde las personas y para las personas.

Dos visiones, una misión

En opinión de Josep Santacreu, “sin personas motivadas y comprometidas una empresa no evoluciona”. Por eso, el CEO de DKV se muestra convencido de que los líderes empresariales deben dedicarle tiempo a reflexionar sobre la cultura, el propósito, los valores y la misión de su compañía, aspectos que son los que garantizan ese compromiso de sus profesionales.

“La empresa ha de decidir qué es lo que quiere ser de manera consensuada y participativa. Después, los que encajen ahí serán bienvenidos y los que no deberán buscarse otra casa”. Josep Santacreu (DKV Seguros)

Por su parte, Fernando Summers destacó el carácter “familiar” de Rastreator. También, que son una empresa “muy joven, digital y disruptiva”. Para que esa cultura empresarial se mantenga en el tiempo, consideró imprescindible que sean las personas las que asuman y pongan en práctica esos valores corporativos: “Toda la gente que forma parte de Rastreator ambiciona cambiar las cosas, hacerlas de la mejor manera posible y pensar en grande”.

Situar el capital humano en el centro

Preguntado por Ester García Cosin sobre el secreto para construir compañías por y para las personas, Santacreu se muestra tajante: “Debo dedicarle más tiempo a las personas que a las actividades de la  empresa y, aunque pueda sorprender, más incluso que a los clientes”. Del mismo modo, Summers asegura que su principal preocupación es que “las personas de la familia que es Rastreator sientan que esto es suyo”.

Para conseguir la máxima implicación por parte de una plantilla, Josep considera clave que “la organización sea capaz de generar confianza entre sus profesionales”. La consecuencia de esa confianza será el compromiso, lo que en su opinión es clave para lograr de las personas la máxima “innovación y productividad”. En el caso de Rastreator, Fernando explica que la forma de ganarse la confianza de sus empleados es “atendiendo de forma individual sus expectativas” y realizando una “gestión psicológica” que sea capaz de adaptarse a lo que las personas esperan de su organización.

Empresas más humanas a partir de su talento

Summers tiene muy clara cuál es la actitud imprescindible para poder trabajar en su compañía: “Nos gusta hablar de humanidad, tanto a la hora de relacionarnos con nuestros compañeros como de pensar en clientes, partners, proveedores y la sociedad en su conjunto”. Como complemento, también destaca la importancia de contar con profesionales que sean capaces de comportarse de una “manera racional y lógica”, y sobre todo, “que no sitúen el negocio por encima de todo lo demás”.

“La mejor transparencia es mostrar todo lo que cada uno hace cada día y, sobre todo, dar ejemplo”. Fernando Summers (Rastreator)

Para Josep, lo “vital” hoy en día es tener “capacidad de trabajar en equipo”. No en vano, el eslogan de DKV Seguros reza Juntos actuamos por una humanidad más saludable. En su opinión, “el trabajo colaborativo es fundamental” porque las grandes transformaciones, que son a las que aspira su organización, no se consiguen a través del impulso individual sino del colectivo.

Las responsabilidades del líder

Más allá de los valores de una organización o de la actitud de su talento, los directivos también juegan un papel clave a la hora de afrontar este reto de construir empresas por y para las personas. Según Santacreu, “dirigir personas requiere un compromiso personal de cuidar a esa gente, crear un buen ambiente y ayudarla tanto en su desarrollo profesional como en la vida”. En definitiva, resumió el CEO de DKV, “asumir una dirección no es un regalo, sino una responsabilidad. Y si no lo haces bien, apártate”.

En opinión de Summers, “todo lo que hace un directivo va a ser mirado con lupa”, por lo que es fundamental predicar con hechos y no solo con palabras. A juicio del CEO de Rastreator, “la mejor transparencia es mostrar todo lo que cada uno hace cada día y, sobre todo, dar ejemplo”. Y en la misma línea, su homólogo en DKV Seguros concluyó que “el directivo tiene la obligación de transmitir claridad a los que están con él” y recordó que “no puedes pedir compromiso a los demás si tú no das ejemplo”.