Ray Kroc creó la filosofía Mc Donalds: calidad, rapidez y eficiencia

Laura Martín | 24 de noviembre de 2014

“Allí donde no hay riesgo no puede haber orgullo en el logro a realizar, y en consecuencia, tampoco felicidad”. Precisamente, fue el riesgo lo que llevó a Ray Kroc a convertirse en propietario de la cadena de ‘fast food’ con más establecimientos repartidos por todo el mundo.

Kroc era un humilde vendedor de batidoras para hacer helados cuando un día recibió un pedido de parte de los hermanos Mac y Dick Mc Donald, que dirigían un restaurante de comida rápida en California. El establecimiento le llamó profundamente la atención por el éxito que tenían sus hamburguesas de calidad y a buen precio. La filosofía de venta de los hermanos Mc Donald era totalmente revolucionaria basada en una buena atención a los clientes, rapidez en el servicio y excelente limpieza del local.

En abril de 1995 el comercial de batidoras compró Mc Donald`s  y todos sus derechos, por lo que mantuvo su doctrina inicial y realizó importantes novedades que mejoraron aún más la empresa.

Obsesionado con la rapidez en la atención al cliente, Ray Kroc ideó un sistema de pedido “in-drive” desde el vehículo, una fórmula que se extendió como la espuma por toda la red de carreteras de Norteamérica. Además, con intención de atraer a la mayor cantidad de público posible creó un simpático personaje publicitario, el payaso Ronald Mc Donald que se convirtió en una de las figuras más emblemáticas de EEUU.

Curiosidades

La compañía fue la primera cadena de comida rápida que comenzó a cotizar en la bolsa y consiguió ampliar sus fronteras por todo el planeta gracias a la implantación de franquicias en más de 65 países diferentes.

Apodado el Rey de la Hamburguesa fue todo un visionario en los negocios y fue incluido en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo en la categoría de constructores y titanes de la industria de la revista Times. Ray Kroc amasó una fortuna de más de 500 millones de dólares a lo largo de su vida.