Javier Bosch: “Por su digitalización y experiencia de cliente, Cleverea podría definirse como el Netflix de los seguros”

Conversamos con Javier Bosch, co-CEO de Cleverea, una de las primeras neoaseguradoras multilínea de Europa continental y la primera agencia de suscripción digital de España. Y que, además, acaba de cerrar una ronda de financiación ‘seed’ de cinco millones de euros.

Basada en el emprendimiento de sus tres fundadores – Joan Bosch, Javier Bosch y Álvaro Sanz – su propuesta de valor en el ámbito de los seguros gira en torno a la necesaria digitalización del sector para alejarlo de su tradicional actividad y alinearlo tecnológicamente con el resto de sectores que ya han pasado por ese proceso, como el de la movilidad y el delivery.

En este sentido, la compañía también quiere revolucionar las coberturas de seguro actuales brindando productos innovadores y facilitando el lenguaje y el contenido de las pólizas que se comercializan en nuestro país y, actualmente, ofrece seguros de movilidad para bicicletas, patinetes, viajes y de hogar para propietarios e inquilinos; haciéndose cargo de su desarrollo, su venta y su gestión. Sobre su futuro y las preferencias de los consumidores digitales hablamos en esta entrevista.

Canal CEO: ¿Aspiráis a ser el Netflix de los seguros?

Javier Bosch, Co-CEO de Cleverea: Sin duda, esa sería una buena definición para Cleverea en cuanto a la digitalización y simplificación de la experiencia de cliente. No obstante, los consumidores nos identifican mejor como el Pepephone o el Holaluz de los seguros, por los valores de marca, por la transparencia, por la flexibilidad y los precios justos.

Nuestra compañía nace de la frustración de los consumidores con el sector asegurador tradicional. Una frustración que viene de la complejidad en la contratación de seguros y el condicionado de las pólizas, de los procesos de siniestro extremadamente largos y burocráticos, del conflicto constante en cuanto a lo que está incluido y lo que no, de los incrementos de precio en las renovaciones, entre otros.

A medida que las personas nos hemos ido familiarizando con la conveniencia de empresas como Glovo, Airbnb, Blablacar o Netflix, hemos empezado a exigir lo mismo de nuestros servicios financieros, primero con los bancos y ahora con los seguros.

Canal CEO: ¿Está en vuestra hoja de ruta dar también el salto del nativo digital a otras generaciones de consumidores con mayor poder adquisitivo gracias al impulso del ecommerce durante la pandemia?

Javier Bosch, Co-CEO de Cleverea: La realidad es que nosotros no excluimos a ningún segmento de personas. Si bien es cierto que nuestra propuesta de valor es muy atractiva para los nativos digitales, nuestra puerta está abierta para todo el mundo que desee contratar seguros más fáciles, transparentes y flexibles.

El cliente de Cleverea es, de media, entre 8 y 10 años más joven que el de las compañías tradicionales, y nuestros canales de venta albergan, como no podría ser de otra manera, nuestra App móvil, plataformas digitales, comparadores de seguros y eCommerce. Pero también canales más tradicionales como corredores de seguros, retailers y bancos.

En definitiva, en Cleverea pensamos que las personas deben ser más exigentes con sus seguros, independientemente de su rango de edad o nivel de digitalización.

Canal CEO: La reputación del CEO pesa cada vez más en el valor de marca y su éxito en el mercado, ¿Qué tres rasgos de liderazgo inspiran más confianza entre los consumidores nativos digitales?

Javier Bosch, Co-CEO de Cleverea: Los consumidores nativos digitales, mayoritariamente jóvenes y con una visión del mercado muy diferente a la que podían tener las generaciones de hace 20 o 30 años, valoran especialmente la cercanía, la transparencia y la concienciación social.

Así, suelen ser especialmente críticos con el “siempre se ha hecho así” y la manera de operar de las compañías más tradicionales y buscan ver reflejado el cambio de la sociedad en los productos y servicios que consumen, porque, a diferencia de sus padres, sienten la necesidad de identificarse con ellos y su propuesta de valor.

Es por esto que, en detrimento de las compañías tradicionales que cuentan con un reconocimiento de marca muy fuerte pero una relación muy distante con el cliente, buscan empresas accesibles en las que se sientan escuchados y donde se les trate como personas normales.

Canal CEO: En el caso de los inversores, ¿cuáles son los rasgos que más valoran a la hora de invertir en un posible unicornio empresarial?

Javier Bosch, Co-CEO de Cleverea: Desde nuestro punto de vista hay 3 grandes factores. El primero es el equipo, el segundo es la tecnología y el tercero es el mercado.

Los inversores buscan buenos equipos que sepan desarrollar la tecnología necesaria para obtener una ventaja competitiva relevante y sostenible en el tiempo en un mercado suficientemente grande.

Sin duda en nuestro caso fue esto, junto a nuestra obsesión por los productos bien hechos, lo que nos hizo ganar la confianza del fondo británico Stride. Para nosotros, que un fondo como Stride haya decidido apostar por Cleverea como su primera inversión en España nos avala por la excelente trayectoria con la que cuentan en sus inversiones.

Canal CEO: A corto plazo, habéis declarado vuestra intención de dar el salto internacional a mercados europeos: ¿qué retos supone esta expansión? ¿qué aliados son necesarios para internacionalizar un negocio emergente?

Javier Bosch, Co-CEO de Cleverea: La ronda cerrada hace tan solo unas semanas nos va a permitir mejorar y ampliar nuestros productos, así como aumentar la plantilla, pero sobre todo empezar a pensar en expandirnos a otros países como Italia y Portugal en un medio plazo, algo con lo que estamos especialmente ilusionados.

Internacionalizar una startup es algo que necesita una definición muy clara de objetivos, procesos y un análisis exhaustivo de las particularidades del mercado en el que quieres entrar. Así que, sin duda, requiere de una buena estrategia de producto, marketing y de equipo que nos permita comenzar a llamar a puertas de otros inversores extranjeros, aliados indispensables para el proceso.