Guillem Ferrer (BITLAB): “Las empresas aún no tienen el conocimiento digital suficiente para saber qué necesitan”

Canal CEO Lab | La re-evolución digital. Hemos reunido al director de Negocio y Laboratorio del recién nombrado “Banco más innovador de toda Europa”. Por otro lado, el CEO de una startup con un modelo educativo que va a revolucionar el sector tecnológico.

Web 3.0, Blockchain, NFTs, DeFi, DAOS, metaverso… Estos términos tecnológicos traen de cabeza a muchas personas y es por eso que hemos reunido a dos de las voces más acreditadas para “llevar a tierra” toda esta terminología para acercarla al usuario y a la empresa. Por un lado, Juan Rosas director de Negocio y Laboratorio de EVO Banco, el banco 100% digital de Bankinter que ha sido galardonado como “Banco más Innovador de Europa” por la Revista “World Finance”. Y por otro, Guillem Ferrer, CEO de BITLAB, startup creada en 2022 que ya ha impresionado a diarios económicos. Según aseguran, su modelo de educación busca revolucionar el sector tecnológico formando a personas y empresas en blockchain y tecnologías de la Web3.

Mano a mano, han compartido sus proyectos con Canal CEO, han destacado en qué trabajan sus compañías y cómo ven la implantación de nueva tecnología como la Blockchain o el metaverso. Y, aunque sus sectores no tengan correlación alguna, comparten tres preocupaciones: la innovación, la formación y la transparencia.

“Ser digitales es parte de la cultura de la empresa, lo que se traduce en constante formación, interés en las nuevas tecnologías y resultados efectivos para el cliente y el negocio”, Juan Rosas, director de Negocio y Laboratorio Evo Banco.

La educación: la base de la digitalización

El sector financiero está en plena revolución tecnológica. No lo decimos nosotros, lo dice el mercado y la evolución del mismo. De hecho, todas las entidades tradicionales están digitalizando su extenso catálogo de productos para ser más accesibles a una nueva generación que ha nacido en la era Digital. Ejemplo de ello es EVO Banco, entidad financiera que nació de forma 100% digital y que tiene como eje principal la innovación y la tecnología para facilitar la relación de sus clientes con sus finanzas.

En EVO siempre estamos innovando e investigando nuevas tecnologías que nos permitan facilitar la relación de nuestros clientes con su banco. Un ejemplo de ello es la biometría de voz, una tecnología que permite a nuestros clientes realizar diferentes operaciones mediante su voz con solo decir: Mi voz es mi contraseña, un usuario puede confirmar una transferencia, etc. De hecho, esta tecnología es la más robusta a la hora de sufrir suplantaciones pues la voz es única.” Afirma Juan Rosas, quien amplia “Nuestro EVO Assistant, es el primer asistente de voz castellana en el mundo y que es capaz de responder hasta 80 tipos de consultas distintas y que además cuenta con tecnología de inteligencia artificial machine learning con la que va autoaprendiendo y mejorando la relación con el cliente”.

Y es que, precisamente, las nuevas tecnologías para la inversión, como la Blockchain, están cambiando las reglas de juego. En concreto, la banca será uno de los primeros sectores completamente Web3 y, también, es uno de los primeros que ha detectado la necesidad de reforzar la educación financiera y digital.

A raíz de todos los ataques que está habiendo en ciberseguridad, hemos percibido que hay una falta formación sobre las nuevas tecnologías e, incluso, sobre el uso fraudulento que pueden llegar a hacer otros con la tecnología. Voy a hacer una metáfora: ¿Os acordáis del timo de la estampita? Hasta que la gente no supo que ese tipo de timos existían, aunque parecían una obviedad, seguía cayendo. Hubo que educar a la sociedad, explicarles que había ciertas cosas que no tenían que hacer. Pues con las nuevas tecnologías y la relación del usuario con ella… pasa exactamente lo mismo. Creo que es necesario una formación básica”, destaca Rosas.

Este problema no lo tiene solo el usuario. “Nosotros tenemos dos ramas. Una es desarrolladora: ayudamos a empresas a hacer esa transición de la Web 2 a la Web 3, soluciones como el metaverso o implantación de otra tecnología… Ayudamos a esas empresas a ver qué solución es la más óptima para ellos. Y hay un problema cuando queremos implementarlo: vemos que las empresas no tienen el conocimiento suficiente para saber lo que necesitan, porque son tecnologías muy nuevas, cuesta entenderlo de primeras. Por eso, también tenemos esa rama formativa para poder dar solución a esa falta de conocimiento y que entiendan el qué, el por qué y el cómo”, puntualiza Ferrer.

El exceso de información también es un problema

No solo hay desconocimiento. La nueva tecnología también se enfrenta a mucho rechazo y desconfianza. Las criptomonedas acaparan titulares, no siempre positivos. Se ha desatado una “fiebre cripto” que muchos asocian a la locura vivida en Europa el siglo XVI con los bulbos del tulipán.

“A día de hoy, hay mucha más información que antes, pero eso también es un problema. No sabes qué es verdad, qué es falso, qué es un bulo… Todo el mundo parece informarse en Twitter y no siempre es lo verídico. Hay que formarse en estas nuevas tecnologías y que la gente comprenda los entresijos de todo y lo importante es que hay que hacerlo de una forma sencilla. De forma llana”, destaca el CEO de BITLAB.

“No todos son criptomonedas. Porque es verdad que ese sector ha afectado negativamente a todo el conjunto”, Guillem Ferrer, CEO de BITLAB.

Derribando barreras

Sin embargo, igual que pasó entonces con los bulbos de tulipán, esta tecnología está llamada a cambiar las reglas de los mercados financieros. Dentro de diez años, la base de la Blockchain estará en todo lo que hagamos. Eso sí, se necesita un punto de inflexión.



Canal CEO Lab | Highlights

Juan Rosas lo compara con el cambio de mentalidad vivido en el E-commerce: Cuando el E-commerce llegó a nuestras vidas, todos aseguraban que una persona nunca compraría zapatos por internet, porque habría que probárselos, y la gente no se arriesgaría. Y ahora, sin embargo, se venden zapatos, ropa y todo tipo de productos y servicios por internet”. En este sentido, con la tecnología Blockchain, pasa un poco lo mismo.

A día de hoy, no es que la barrera de entrada sea muy complicada de cara a un usuario que quiera crear su propia billetera, que quiera empezar a actuar en la red Blockchain, pero creo que sí se puede ir mejorando. Me acuerdo cuando era pequeño que los ordenadores eran todo letras verdes y parecía Matrix. Y mira ahora. Han hecho una transición enorme en muy poco tiempo. Estamos en ese proceso: no te digo que estamos en letras verdes, pero sí en un intermedio entre lo que era Internet antes y ahora. Poco a poco se va ir mejorando esa experiencia de usuario hasta un punto en el que el usuario no se dé cuenta de que está usando Blockchain, pero se va a ver beneficiado de lo que atrae”, concluye Ferrer.

Las criptomonedas cuentan con una parte especulativa y una de sus múltiples utilidades se traduce en ser un vehículo para la inversión. Esto ha provocado una mala imagen del sector por pensar que es su única valía. Lo que realmente es valioso de esta tecnología son las aplicaciones que surgen de ella, cómo estas pueden,  y lo harán, cambiar todo tipo de sectores de diversa índole. Tanto la forma de comunicar, de hacer negocio y de relación entre usuarios, empresas y gobiernos, será modificada y mejorada por dicha tecnología. La adopción viene por esta última parte, no por la primera, y para ello es necesario un enfoque distinto en la parte educativa que hemos visto hasta ahora. Criptos son Blockchain, pero Blockchain no es criptos.” Guillem Ferrer.

“Lo que realmente es valioso de las criptomonedas son las aplicaciones que surgen de ella, cómo estas pueden,  y lo harán, cambiar todo tipo de sectores de diversa índole”, Guillem Ferrer, CEO de BITLAB