¿Son los empleados españoles críticos con sus organizaciones? ¿Cómo impacta la satisfacción del trabajador en la experiencia del cliente final? Tras mucho hablar y debatir sobre experiencia de empleado, por fin uno de los términos de moda del liderazgo cuenta con el primer informe del mercado español, avalado por la Asociación para el Desarrollo de la Experiencia de Cliente (DEC), la consultora Bain & Company y Medallia. A continuación, los resultados.

Expertos de Steelcase han analizado el impacto, perspectivas y futuro del trabajo en oficina desde el inicio de la pandemia, a través de más de 8 estudios primarios, el análisis de más de 8.000 planos y más de 32.000 encuestas realizadas a empleados y directivos de España, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá, Australia, México, China o India. El resultado: la redefinición del espacio de trabajo ideal.

La experiencia de cliente o customer experience (CX) se ha convertido en uno de los aspectos que más preocupan a las empresas financieras y de telecomunicaciones, donde existe una lucha despiadada por robarle usuarios a la competencia. Durante mucho tiempo, los bancos y las operadoras de telecomunicaciones habían desatendido esta cuestión, pero la situación ha cambiado en los últimos años como consecuencia de varios factores.

El modelo laboral tal y como lo entendíamos se transformó de manera acelerada con la llegada de la pandemia. Para millones de profesionales en todo el mundo supuso la llegada del teletrabajo, de nuevas políticas de conciliación y de nuevos vínculos afectivos con sus hasta ahora “colegas”. Pero pasada la urgencia, el ecosistema laboral se enfrenta a otro salto disruptivo: el trabajo híbrido. ¿Estamos preparados para esta nueva era?

La pandemia ha cambiado para siempre la organización en el trabajo. Flexibilidad y conciliación (86%), formación (52%) y para impulsar la diversidad de género (41%) son las acciones más impulsadas durante este periodo según se extrae del primer barómetro de AdQualis Human Results, consultora pionera en la búsqueda de ejecutivos en España.

Desde que Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, recogió bajo el término Cuarta Revolución Industriallos nuevos modelos de negocio basados en data surgidos en las décadas anteriores, se ha otorgado mucha importancia a las tecnologías asociadas a la digitalización, pero muy poco a la materia prima que han de procesar todas esas herramientas: el dato.