Talento: ¿Qué es el employer branding?

Dada la creciente competitividad y demanda de fidelización del talento en las empresas, el employer branding o “marca empleadora” cobra cada vez mayor protagonismo. Pero, ¿qué significan estas dos palabras?

Todos hemos escuchado alguna vez que cierta empresa es un buen lugar en el que trabajar, que ofrece grandes beneficios y facilidades a sus trabajadores y otras no. No han hecho una campaña publicitaria, pero ha llegado a nuestros oídos. Estas empresas se muestran transparentes, cuidan a sus trabajadores, facilitan la conciliación, son cercanas… De manera que cualquier persona querría formar parte de ellas.

Quizás no lo supieras, pero esa es la base del concepto employer branding. O probablemente sí es un vocablo familiar y te has preguntado qué significa. El employer branding nació en Estados Unidos en los 90, de la mano Simon Barrow y Tim Ambler, y llegó a nuestro país en la segunda década de los 2000. Se trata de la imagen que tiene una empresa o marca no sólo hacia sus clientes sino hacia sus propios empleados o candidatos potenciales.

Las nuevas generaciones, a diferencia de sus predecesoras, son menos fieles a sus empleadores y no se ven trabajando en un mismo lugar para siempre. Las organizaciones no quieren perder a sus trabajadores más talentosos y también quieren captar nuevos.

Diferencia entre Employer Branding y Employee Branding

Si realizas una búsqueda en Google para Employer Branding es muy posible que te encuentres con otro término muy similar: Employee Branding. ¿Y cuál es la diferencia entre Employer Branding y Employee Branding?

1. Cuando hablamos del significado de Employer Branding nos referimos a un concepto directamente relacionado con los departamentos de Recursos Humanos de las empresas y que remite a la búsqueda y fidelización del talento, sobre todo del talento digital.

2. Cuando nos referimos al concepto de Employee Branding estamos hablando de un término que busca impulsar la presencia y la reputación online de las empresas a partir del compromiso de sus empleados en la difusión de la marca y los valores de la organización. Si el trabajador está contento en la empresa será un gran transmisor de la marca en las redes sociales y en su entorno. Es una estrategia corporativa que persigue convertir a los trabajadores en embajadores de la marca o brand ambassadors.

Esto es clave porque muchas personas confían más en la opinión que los empleados tienen de su empresa o marca que en lo que pueda decir o hacer cualquier departamento de marketing, tal y como señala William Arruda en «Three steps for transforming employees into brand ambassadors», en su blog de la revista Forbes.

“Explorar el employer branding nos ayuda a contar con los mejores en periodos de transformación como los de hoy donde el talento está muy disputado.”
Alfonso Jiménez, socio de honor de People Matters

El decálogo del Employer branding para atraer y fidelizar a los mejores

Estas son algunas de las máximas que deben estar presentes en un management que sea capaz de lograr un buen employer branding:

    1. Trata bien a tus empleados
    2. Recompensa los éxitos y el trabajo duro
    3. Practica el engagement o compromiso del empleado con la empresa
    4. Invita a tus empleados a formar parte de tu proyecto
    5. Escucha a tus empleados
    6. Déjales llevar las riendas de vez en cuando
    7. Sé coherente con tu marca
    8. No seas tanto un “yo competitivo” sino un “nosotros”, un “win-win-win”
    9. Confía, facilita, comunica
    10. Sé proactivo

El objetivo del Employer Branding es transmitir cómo es trabajar para una determinada marca. En este largo camino hacia la transformación digital, será clave disponer de los compañeros de viaje bien equipados: profesionales con las habilidades y conocimientos necesarios para que la transformación se lleve por los cauces correctos y de manera eficaz.

El Employer Branding es un arma poderosa para abordar la guerra por el talento, imprescindible para combatir los tiempos inciertos y cada vez más digitales que se avecinan.