Valdano y las lecciones de su fútbol

Jorge Valdano publica nuevo libro en el que conecta su experiencia profesional en el ámbito futbolístico con la del liderazgo en la empresa, la gestión de personas, la motivación y “todo lo que agita un equipo de alta competición”.

Lo hace a través de 11 capítulos, que parte de otros once poderes que considera relevantes: credibilidad, esperanza, pasión, estilo, palabra, curiosidad, humildad, talento, vestuario, simplicidad y éxito.

Explica Valdano que el deporte no puede cambiar el mundo pero sí es eficaz a la hora de descifrar la conducta del ser humano y su respuesta ante los desafíos que se encuentra. Valdano encuentra muchos paralelismos entre el césped de un estadio y un entorno que cambia con fugacidad y donde las organizaciones son complejas. Sin embargo, hay uno que destaca sobre el resto: las emociones. El ex jugador considera que las empresas, como los equipos, son estados de ánimo. Para corroborarlo expone la investigación de David McClelland en la que determinaba que hasta un 30% de los resultados de un equipo se explican por la diferencia del clima de compromiso. Y es en ese grado de compromiso donde los once poderes del líder pueden actuar, pueden marcar la diferencia.

[pullquote]Valdano reclama a quien comanda el grupo despertar en la generosidad[/pullquote]

De todos ellos merece destacar reflexiones de varios. El primero la credibilidad y su sustento en valores. Para ello Valdano toma ejemplos como los de Alfredo Di Stefano, Rijkaard, Del Bosque o Bielsa. Cuenta del primero como siendo jugador, era incapaz de pasar 10 minutos sin tocar el balón sin hacer un ejercicio de empatía y suponer qué pensarían los aficionados en la grada sobre él. El primer cimiento de la credibilidad es el respeto. El segundo, para Valdano, es la digniddad.  Y Rijkaard, que entrenó al Barcelona de 2003 a 2008, constituye un ejemplo de esa ética por su actitud cuando los acontecimientos vinieron bien y mal dados.  Sabiendo felicitar a su gran rival incluso cuando su mandato finalizaba. El ex entrenador reflexiona también sobre la ética. Como Jefrey Sachs, considera que la crisis económica viene producida por una crisis moral, y pone un ejemplo de seducción a través de la ética: Marcelo Bielsa. Valdano lo considera un héroe por no fiarse de los atajos que a menudo propone el fútbol y tener actitudes hacia sí mismo duras a pesar de que el resultado haya acompañado.

Otro de los poderes de los que más habla el libro es el vestuario, es decir el grupo. Curioso que cuando habla del líder ante su equipo, uno de los poderes pueda ser el propio conjunto de personas a las que se dirige. Valdano reclama a quien comanda el grupo despertar en la generosidad. Un atributo necesario para saber encontrar en el otro lo que a nosotros nos falta y saber darle aquello de lo que él carece.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn