Un reto ineludible: la formación para la robotización

Aunque pueda resultar paradójico, a medida que la robotización se abre paso en las empresas también aumentan las necesidades formativas de los seres humanos que trabajan en esas compañías. Y más curioso aún es el hecho de que la automatización de ciertas facetas productivas no sólo no atenta contra los puestos de empleo que hoy realizan las personas, sino que generalmente incrementa la satisfacción laboral de esos mismos trabajadores.

Según se explicó en un congreso sobre digitalización organizado recientemente en Madrid por Atento, la empresa de servicios de relación con clientes y externalización de procesos de negocio, la automatización de los procesos internos de las compañías puede elevar su productividad hasta en un 75%. Entre otras razones, esa mejora de la eficiencia y la productividad es consecuencia de una mayor felicidad de los empleados. Su satisfacción laboral crece hasta un 50% cuando se ven liberados de las tareas de producción más tediosas.

La automatización de los procesos internos de las compañías puede elevar su productividad hasta en un 75%

Entre el miedo y la falta de expertos

A tenor de estos datos, cabría preguntarse por qué hay un elevado número de empresas españolas que aún no ha dado el salto a la digitalización de sus procesos. Y la respuesta apunta en una doble dirección. Por un lado, existe en muchas de estas compañías cierto temor a lo desconocido, y por otro, nuestro país sufre una alarmante falta de talento especializado en el manejo de estas herramientas. Y lo peor es que lo uno alimenta a lo otro, porque sin profesionales bien formados aumenta el miedo de cualquier CEO a automatizar nada. Y si no se automatiza nada será complicado aumentar el número de especialistas en automatización.

Hay compañías, como la citada Atento, que han decidido poner fin a ese círculo vicioso actuando en ambos sentidos. Es decir, poniendo el énfasis tanto en el capítulo de la robotización como en el de la formación. Para ello, esta multinacional ha incorporado en sus procesos de produccción internos la tecnología de automatización RPA (Robotic Process Automation). Del mismo modo, que también está introduciendo dicha tecnología en las empresas con las que colabora para que puedan superar ese temor antes mencionado a lo desconocido y dar el salto a la robotización.

Más formación y en más ámbitos

Esa decidida apuesta de Atento por las tecnologías de automatización ha requerido de una intensa actividad formativa por parte de la compañía, que durante los últimos años ha pasado de ser una empresa de ‘contact center’ a convertirse en un partner de transformación de operaciones de otras compañías. En materia de recursos humanos, eso ha implicado “hacer un ‘reskilling’ de nuestros colaboradores para formarles”, tal como explicó en el evento antes mencionado José María Pérez Melber, director general de Atento en España y EMEA.

Ese ‘reseteo’ de los profesionales de Atento no ha terminado ahí, sino que se actualiza de manera permanente. De hecho, la compañía acaba de formar en su Centro de Excelencia y Transformación a medio centenar de agentes de relación con clientes, a los que ha transformado en programadores y consultores de RPA. Estos profesionales serán, a su vez, los encargados de evangelizar sobre las ventajas y oportunidades de la automatización entre las empresas que habitualmente contratan los servicios de Atento.

Atento acaba de formar en su Centro de Excelencia y Transformación a medio centenar de agentes de relación con clientes, a los que ha transformado en programadores y consultores de RPA

De todos modos, el esfuerzo de las compañías en el terreno formativo no puede limitarse a una sola tecnología. Por este motivo, al citado programa de aprendizaje de RPA impulsado por Atento va a sucederle otro sobre la herramienta Python, cuyo objetivo es mejorar las capacidades analíticas de cualquier profesional. Al fin y al cabo, tanto la robotización como el Big Data o la Inteligencia Artificial persiguen un mismo objetivo: conseguir que las empresas sean cada vez más eficientes en sus procesos, porque eso redundará en una mayor satisfacción de sus trabajadores y en una mejor experiencia de sus clientes.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn