Trucos para dirigir un equipo a distancia

Aumenta progresivamente el teletrabajo en España. Así lo revelan datos del Instituto Nacional de Estadística, los cuales afirman que el 27% de las empresas españolas ya tienen implementado esta dinámica laboral. En esta línea nace también el smartworking o trabajo inteligente, una nueva tendencia donde cualquier lugar puede convertirse en una oficina. Si nos estamos acercando a este escenario, ¿cuánta esperanza de vida tienen las oficinas convencionales?

Sílvia Forés Sabater, directora de recursos humanos de Baker McKenzie Barcelona, nos da las claves para gestionar un equipo que trabaja a distancia:

Análisis previo antes de conceder la posibilidad de teletrabajar. Para la directora es recomendable observar si la presencia física es crítica para el desarrollo de las funciones del empleado o si, en otro caso, hay que supervisar al trabajador. “Una persona que acaba de incorporarse o alguien con un perfil junio debería adquirir un mayor grado de “madurez en el puesto” para poder teletrabajar”, sostiene Silvia.

Sustituir la vigilancia por la confianza. La sensación de tranquilidad hará que aumente la fidelidad del equipo hacia la compañía.

Objetivos empresariales marcados por resultados y no por horas presenciales. Según un informe realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Eurofound, la cultura laboral española se caracteriza por unos niveles altos de trabajo presencial en lugar de estar impulsada por metas, “por lo que el resultado es una implementación reducida de arreglos laborales flexibles”, comentan los autores del informe.

Contar con una buena organización dentro de la compañía. “La empresa debe establecer las reglas del juego, de forma que el servicio quede bien cubierto, que no confluyan un exceso de peticiones en un mismo departamento, que exista un proceso de aprobación establecido y que, en definitiva, el teletrabajo fluya dentro de un orden y criterios que marque la empresa”, afirma la directora de recursos humanos.

Excelente conexión. La inversión en el hardware y en el software resulta vital para hacer más sencillo el intercambio de archivos entre los compañeros. En este sentido, es importante contar con “los mismos programas informáticos que utilizaría el empleado si estuviera físicamente en su puesto de trabajo. Además, se aconseja trabajar en un espacio tranquilo, aislado de distracciones”, afirma la directora.
Buena comunicación. “Es esencial poder estar en contacto con el resto de miembros del equipo de forma virtual, por ejemplo, intervenir en reuniones por medio de video-conferencias. Uno de los peligros del teletrabajo es precisamente la soledad del profesional, por lo que es importante no perder el contacto con los compañeros cuando se teletrabaja”, afirma Silvia .

Disciplina. Datos de la Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo, revelaron que el 19% de los empleados que trabajan en la empresa superan las 40 horas a la semana, frente al 24% de los que trabajan en casa y el 33% que lo hace en otro lugar a distancia. Apuntes que dejan en evidencia la idea generaliza de que en casa no se puede ser productivo.

Educar a los empleados. Los hábitos y la rutina de los trabajadores se verán modificados, por lo que hay que formar y educar. “En dichas formaciones se debería hacer mención también a un buen uso de las herramientas informáticas, a la importancia de guardar la confidencialidad fuera de la oficina y, por último, a la Prevención de Riesgos Laborales: no guardar una buena distancia frente a la pantalla y sentarse con una mala postura son factores que no están exentos de riesgo, aun cuando el trabajo se realiza cómodamente desde casa”, especifica Silvia.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn