¿Las habilidades tienen sexo?

Alba Paz

2 de junio de 2014

Este martes 3 de junio Sevilla acoge una nueva edición de Tiempo de Mujeres. Un foro de liderazgo femenino donde María José Sobrinos, Directora de Recursos Humanos de Accenture,  es una de las ponentes. Sobrinos hablará sobre su visión acerca del desarrollo de la mujer en un puesto directivo y que es realmente lo que una empresa espera de ella.

-¿Cuáles son las habilidades femeninas que más demandan las empresas?

Yo partiría de una premisa: las habilidades no tienen sexo. Como el talento, la dedicación, el compromiso o el entusiasmo. Eso es lo que hoy demandan las empresas. Profesionales que demuestren pasión por lo que hacen, innovadores, motivadores e inspiradores. No es una cuestión de género. Se achaca a la mujer el tener más empatía, ser más adaptable a entornos de cambio, ser más abierta al diálogo y comprometida con el trabajo en equipo. Sin embargo, para mí esas cualidades son las de un buen líder. Independientemente de si es hombre o mujer.

-¿Cuál es su visión actual acerca de la carrera profesional de una mujer en una empresa?

Sin duda, positiva. Si miramos al colectivo de jóvenes que buscan su primer empleo, el entusiasmo y la preparación es idéntica en chicos y chicas. Todos abordan su primera experiencia profesional con la misma ilusión. Es cierto que llegado el momento de la maternidad, las mujeres tenemos un reto adicional. Pero afortunadamente, es un reto que cada vez es más compartido, y que gracias a las medidas de flexibilidad, cada vez más implantadas en las empresas, es fácilmente abordable. Hay un tema importante bajo mi punto de vista: las mujeres no podemos tener miedo a enfrentarnos a esa doble responsabilidad. Los hombres no lo hacen. Nuestra actitud es fundamental para poder tener éxito en todas las facetas de nuestra vida, y la profesional no es distinta del resto.

-¿Qué es lo más difícil a la hora de dirigir un grupo diverso?

La diversidad es realmente una ventaja competitiva, porque hace que se unan aportaciones diferentes para conseguir un objetivo común. La persona que dirige un grupo diverso debe saber gestionar esa diversidad (cosa que no siempre ocurre), incluyendo distintos estilos y fomentando la participación de todo el grupo. Es importante que un líder disponga de inteligencia emocional, que le facilite el poder aproximarse a los distintos miembros de su equipo de la mejor forma posible. Solo así obtendrá lo mejor de cada profesional del equipo, que es el factor clave para el éxito de la empresa.

-¿Cree que el mundo laboral para las mujeres profesionales ha evolucionado? ¿En qué lo ha notado?

Como mujer trabajadora y madre de dos hijas, con más de 25 años de experiencia, he notado muchísimo la evolución. Tanto en las empresas como en nosotras mismas. Por un lado, las empresas están cada día más convencidas de que el talento, como decía antes, es “asexuado”, por lo que si tomamos una población 50% femenina / 50% masculina, sería un terrible error no hacer nada por retener la mitad del talento potencial. Por otro lado, las mujeres queremos estar ahí; nos hemos preparado mucho para tener un futuro profesional y no estamos dispuestas a dejarlo a un lado. Esa combinación ha hecho que cada día seamos más fuertes en el mundo profesional y que cada vez veamos más mujeres en puestos de responsabilidad en las empresas.

Accenture es un ejemplo de cómo hemos evolucionado. De un total de 9.000 profesionales en España, casi un 40% son mujeres. De ellas, casi un 25% están acogidas a un programa de jornada flexible. Una flexibilidad que también demanda el sector masculino: tenemos cerca de 200 hombres en este tipo de jornadas. La combinación de ambas realidades nos demuestra que la evolución es un hecho.

-¿Qué piensa acerca de Tiempo de Mujeres? ¿Es beneficioso para la mujer?

Mucho. Y por muchas razones. Compartir experiencias, hacer networking, y concienciar de la necesidad de contar con el talento femenino, tanto a empresas como a otras mujeres, es fundamental. El concepto del “rol model” es importante, y el que mujeres vean cómo otras han luchado y conseguido llegar a una posición que profesionalmente es interesante y retadora, ayuda a que las siguientes generaciones apuesten por conseguir algo similar. Por eso siempre he apoyado este tipo de eventos profesionales. Para que se note nuestra aportación y sigamos avanzando.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn