Tendencias 2020: los sistemas por voz permiten explotar la Inteligencia Artificial y el Big Data

La Inteligencia Artificial sigue sofisticándose y volverá a ser una de las disrupciones que protagonizarán el próximo año. Según el informe “Future Shock 2 de tendencias sobre tecnología 2020-2022”, de la agencia GREY, el uso de esta tecnología para automatizar y mejorar los procesos de las empresas provocará un crecimiento adicional de la economía global del 15%, con un impacto de unos 15.000 millones de dólares extra sobre el PIB mundial.

Estas cifras se explican, entre otras razones, por la creciente penetración de los asistentes por voz, que facilitan la explotación de las muchas posibilidades que ofrecen la Inteligencia Artificial y el Big Data.

De hecho, ya hay empresas en todo el mundo que están incorporando y desarrollando estos sistemas para controlar a sus equipos de Inteligencia Artificial, con el objetivo de que los empleados puedan interactuar en tiempo real con ellos.

El uso de esta tecnología para automatizar y mejorar los procesos de las empresas provocará un crecimiento adicional de la economía global del 15%, con un impacto de unos 15.000 millones de dólares extra sobre el PIB mundial

El caso de Estrella Galicia

En España tenemos el caso paradigmático de Hijos de Rivera, la compañía gallega responsable de la popular cerveza Estrella Galicia. Esta empresa familiar decidió, a mediados de este mismo año, introducir en algunos de sus procesos internos la Inteligencia Artificial activada por voz, para lo que decidió hacer uso de uno de los asistentes más conocidos del mercado: Alexa, de Amazon.

Inicialmente, la idea era que la alta dirección pudiera tener un mejor conocimiento de la compañía, al acceder en tiempo real a información muy importante para el desarrollo del negocio: volumen diario de ventas, facturación, precios, zonas, clientes, tipos de productos, comparativas… Toda esa información, recogida por la plataforma de análisis de datos MicroStrategy, podría ser consultada por los directivos simplemente con el uso de su voz.

La experiencia debió resultar muy satisfactoria, porque poco tiempo después la empresa gallega puso en marcha la segunda fase de este proyecto, que consistía en extender el uso de Alexa a otras áreas de su negocio. Eso ha permitido que los comerciales de Estrella Galicia ya puedan preguntarle al asistente de Amazon dónde están localizados los clientes más propensos a comprar, o que los trabajadores del área de producción sepan cuándo debe tener lugar la próxima revisión de una determinada planta de envasado.

Los comerciales de Estrella Galicia ya puedan preguntarle al asistente de Amazon dónde están localizados los clientes más propensos a comprar

El resultado: más eficiencia

Al final, el objetivo de un proyecto de este tipo es ahorrar tiempo en todas aquellas operaciones que requieren consultar grandes volúmenes de datos. Y para eso resultan especialmente útiles los sistemas por voz, porque permiten darle un uso práctico y sencillo a dos tecnologías mucho más complejas, como son la Inteligencia Artificial y el Big Data. Todo ello, a su vez, redunda en un incremento de la productividad de las compañías.

No es de extrañar, por todo lo anterior, que Hijos de Rivera haya hecho una apuesta tan fuerte por las tecnologías digitales. De hecho, tiene un laboratorio en el que ha desarrollado, entre otras innovaciones, un peculiar algoritmo que le permite predecir la calidad de la cerveza e incluso de la espuma. Y también ha cerrado un acuerdo con BBVA Next Technologies y Amazon Web Services para aplicar la ciencia de datos en sus procesos, a través de una plataforma cloud que permite controlar, medir y almacenar la producción de cerveza desde la nube.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn