Síndrome Frankstein

Javier Cantera

31 de marzo de 2014

Es conocida la afición de los americanos por las películas de zombis, y yo últimamente veo muchas empresas y profesionales que se han apuntado al casting de una película de miedo de serie B.

El síndrome de Frankenstein se refiere al temor de que las mismas fuerzas utilizadas para controlar la naturaleza se vuelvan contra nosotros, en relación a la empresa actual se refiere a que las fuerzas del control, la optimización y la desvinculación de personas se vuelven contra el crecimiento de las empresas. El directivo desconfiado y campeón de la tijera del recorte no puede ser el mismo que ilusione en la recuperación.

Como consultor me hacen siempre la siguiente pregunta: ¿Cómo reanimamos a los empleados para que vuelvan a confiar y así apoyar la recuperación? Yo siempre les contesto que se empieza cambiando la actitud. No podemos tener profesionales animados con jefes zombis. La regeneración necesita de un modelo diferente de profesional, hay que pensar en crecer, en generar proyectos comunes de futuro ¿Hasta cuándo la visión economicista de las personas? Para fructificar una verdadera recuperación necesitamos la ilusión de un nuevo Renacimiento. Del hombre encerrado en los números al hombre que crea mayores números. No hay que pensar en planes sociales sino en retos de aprendizaje.

Tenemos que hacer películas de aventuras y olvidarnos de las tétricas muecas de los zombis ¿Pero cómo remotivamos al personal? Se me ocurren una serie de medidas higiénicas de cambio de actitud y teniendo en cuenta la primavera sería un buen momento para abrir las ventanas y puertas a la regeneración ¿Cómo dejar de ser un profesional zombi?

Leer más


COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn