Resolver problemas: La manera más rápida de alcanzar el liderazgo

problemas

Hay obstáculos fuera de control. Esta es una de las razones por las que John C. Maxwell considera que, muchas personas, no pueden lograr su desempeño potencial:«A la gente no le gustan los problemas, se cansa pronto de ellos, y hará todo lo posible para librarse de los mismos. Esto provoca que otros pongan las riendas del liderazgo en tus manos.» Esta explicación forma parte de su libro Desarrolle el líder que esta en usted (1996), una obra imprescindible que examina las diferencias entre los estilos de liderazgo y bosqueja los principios para motivar e influir en los demás.

El proceso de resolver problemas

Aún si no queremos eludir responsabilidades y tenemos una actitud correcta y un sólido plan de acción, es importante seguir un proceso cuando estamos buscando una solución. El gurú de liderazgo más influyente del mundo sugiere seguir estos pasos para resolver problemas:

1) Identifica el problema

Según Maxwell, muchas veces atacamos los síntomas, no la causa. «Ordenar a tu personal que permanezca en sus escritorios hasta que llegue el tiempo de salir es una solución momentánea que no responde a la pregunta: “¿Por qué el personal sale antes de la hora?Tu trabajo es identificar los verdaderos problemas que subyacen a los síntomas

2) Establece prioridades en el problema

El experto en liderazgo señala que nunca se debe tratar de resolver todos los problemas al mismo tiempo.

3) Define el problema 

Nos invita a responder a la pregunta: «¿cuál es el problema?» y nos anima a recordar la diferencia entre resolver el problema y tomar una decisión: «Una decisión es una elección que haces entre dos o más alternativas. Un problema es una situación que está en contra de tus intenciones o expectativas.»

Además, establece que definir el problema en una sola oración es un proceso de cuatro pasos:

  1. Haz las preguntas correctas.
  2. Habla a las personas que debes hablar.
  3. Obtén los hechos incontestables.
  4. Involúcrate en el proceso.

4) Escoge a las personas que le van a ayudar en el proceso de resolver problemas

Antes de invitar a la gente a asistir a una reunión para resolver problemas, Maxwell sugiere realizar las siguientes preguntas:

  • ¿Es este un verdadero problema?
  • ¿Es urgente?
  • ¿Se conoce la verdadera naturaleza del problema?
  • ¿Es específico?
  • ¿Has invitado al grupo más competente para tratar el problema, y cada participante está preocupado por resolverlo?

5) Junta las causas del problema

Maxwell también sugiere hacer una lista de todas las posibles causas del problema averiguando qué causó el problema y cómo se puede evitar esto en el futuro.

6) Junta todas las soluciones posibles

Y hacer una lista de todas las soluciones posibles –mientras más, mejorya que considera que «rara vez hay solamente una manera de resolver un problema. Las opciones son esenciales por un problema cambia continuamente.»

«El líder sin una solución de reserva para la respuesta primaria, pronto estará en dificultades

7) Establece prioridades y selecciona las «mejores» soluciones

Maxwell sugiere que sopesemos todas las soluciones posibles antes de decidir, ya que considera que «el líder debe siempre responder a las siguientes preguntas»:

  • ¿Tiene el mayor potencial de ser acertada?
  • ¿Favorece los mejores intereses de la organización?
  • ¿Tiene de su lado el ímpetu y el tiempo oportunos?
  • ¿Tiene la más grande posibilidad de éxito?

8) Implementa la mejor solución y evalúala 

Llegados a este punto y una vez hemos implementado la mejor solución, Jonh C. Maxwell recomienda que dejemos que otros la prueben y hagan perforaciones en ella: «Si hacen perforaciones intelectuales (tales como: “no creo que funcionará porque…”), ignóralos. Si señalan problemas operativos reales, observa y haz los ajustes.» Haz estas preguntas para evaluar las respuestas:

  • ¿Pudimos identificar las verdaderas causas del problema?
  • ¿Hicimos la decisión correcta?
  • ¿Se ha resuelto el problema?
  • ¿Han aceptado esta solución las personas clave?
  • ¿Ayudé a la gente a mejorar sus habilidades para resolver problemas a fin de que puedan enfrentar el conflicto en el futuro?

9) Establece los principios o políticas para impedir que los problemas vuelvan a surgir

Mientras que las políticas se establecen para una función el particular, los principios son una guía para todos y son más generales. Las políticas cambian cuando su aplicación ya no es indispensable. Los principios no cambian.

«Si eres el que siempre soluciona y nunca enseña a los que te rodean a pensar y a decidir por sí mismos, tendrás un grupo dependiente de seguidores

Sé un entrenador, no un rey

«Hace muchos años decidí concentrarme en ayudar a las personas a que ellas resolvieran sus problemas en vez de resolverles los problemas. Estas sugerencias son algunos métodos que encontrarás efectivos:

  • Nunca dejes que otros piensen que tienes las mejores respuestas. Esto sólo les dará dependientes de ti.
  • Haz preguntas. Ayuda a la gente a pensar en todo el proceso del problema.
  • Sé un entrenador, no un rey. Un entrenador logra lo mejor de otros, ayudándoles a llegar a lo más profundo y descubrir su potencial. Un rey solamente da órdenes.
  • Haz una lista de las soluciones que ellos tienen. Integra tus ideas con las de ellos, hasta que se apropien de ellas.
  • Pídeles decidir sobre la mejor solución para tu problema.
  • Desarrolla el plan.
  • Pídeles apropiarse y aceptar la responsabilidad del plan. Permíteles que fijen un límite de tiempo y un proceso para responder a él.

Tu meta debe ser que cuando la reunión termine, la otra persona haya procesado el problema, buscando una solución, desarrollando un plan, y se haya apropiado de la idea. La relación de él o de ella contigo no será de dependencia, sino de profundización

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn