Relatos emocionales: Apego

Carlos Herreros

19 de enero de 2014

Carlos Herreros nos acerca este texto con el que ha ganado concurso de microrrelatos del Instituto de Fomento Empresarial:

Acaba de nacer mi primer hijo. Me he preparado muy bien para recibirlo. Incluso , ¡quién lo iba a decir siendo yo ingeniera! , he leído cómo funciona el cerebro. He descubierto el concepto del apego: la calidad de la conexión de nuestros  cerebros va a determinar el desarrollo de mi bebé y también la maduración del mío. Sé que me entiende y ya le estoy hablando del apego convencida de  que hará de él un adulto seguro.

Mi gran descubrimiento es que también el apego es necesario en las empresas, en la mía en la que soy vice-presidenta más que en ninguna, si quiero que sea sostenible.

He asistido a muchos cursos de liderazgo y en ninguno se ha hablado de estrategia, de pensar en el futuro de mi empresa, cuando estoy convencida de que es una de mis tareas más importantes.

El criterio final de la eficacia a largo plazo de la organización es el crecimiento y la supervivencia. Idéntica a la tarea que tiene el cerebro de mi hijo.

Cuando  los stakeholders sintamos la vinculación de nuestros cerebros se calmará el centro del miedo que es la emoción más destructiva en nuestras empresas.

 

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn