Reinventarse o morir

%banner%
%home%

Si tratáramos de desarrollar una teoría sobre la evolución de las empresas, probablemente obtendríamos la siguiente conclusión, no sobreviven las más fuertes si no las que mejor se adaptan a las nuevas circunstancias. Esto significa: innovar.

Entender qué quiere el cliente e innovar en consecuencia

Con la patente vigencia de la palabra crisis, las empresas se mueven en un terreno muy competitivo en el que los clientes son cada día más exigentes. Un escenario de bajo nivel de consumo en el que, algunas compañías han sido capaces de hacer de la crisis una oportunidad.

La capacidad de entender qué es lo que quiere el cliente, muchas lo consiguen gracias a sus observatorios de innovación, como Central Lechera Asturiana, mediante el que rastrean información a la búsqueda de nuevas ideas.

Otras llevan a cabo esta investigación a través de las redes sociales y las nuevas tecnologías. La cultura 2.0 avanza imparable y las empresas diseñan programas adaptados a las nuevas generaciones, habituadas a estar siempre conectadas.

La transformación de la cultura corporativa pasa por las plataformas de inteligencia colectiva, cualquier empresa y/o directivo que quiera desarrollar las capacidades y el conocimiento profesional del siglo XXI, debe hacerlo con las herramientas y normas de la sociedad 2.0.

Pero para mejorar no basta sólo con conocer al cliente, sino que hay que conocer también nuestros puntos débiles para mejorar creando nuevos productos, servicios o métodos de trabajo.

En este sentido, otras empresas ofrecen servicio a grandes compañías para mejorar la gestión operativa del negocio. Por ejemplo, Polymita ha iniciado una campaña formativa para directivos en Business Process Management (BPM), ya que según un sondeo realizado por el Club BPM Tres de cada cuatro directivos españoles desconocen los beneficios de nuevas forma de automatización.

Nueva era de la gestión empresarial

Según el IV Estudio de Implantación del BPM en España, realizado por el Club BPM, “La  formación BPM resulta decisiva para una buena parte de las empresas. Así, un  87% de las usuarias la considera muy importante para el éxito de la implantación BPM en  la empresa.”

Implementar soluciones de BPM en las empresas hace que la productividad llegue aumentarse un  35%, reducir tiempos muertos en un 20% y poder predecir errores antes de que aparezcan, hacer una previsión y cálculo de costes de cada una de las operaciones que intervienen, trazabilidad de cualquier operación, documento, decisión que influya en el negocio, tener visibilidad en tiempo real de la actividad y, dada la eficiencia generada por la implantación de un BPMS, poder aumentar ventas en un 18% y recuperar la inversión tecnológica en 3 meses y medio.

El grado de conocimiento de la tecnología BPMS, de sus aplicaciones, y por tanto de los beneficios en nuestro país, es bajo. Tres de cada cuatro directivos españoles desconocen los beneficios de esta nueva forma de gestionar la operativa, y por tanto sus organizaciones pierden posibilidades competitivas en los mercados. Las empresas requieren incrementar sus ventas, y en paralelo, operar con la máxima rapidez y al menor coste controlando la calidad de su cadena de valor. No menos importante es el control y la mejora de todos los procesos de soporte al negocio, sobre todo aquellos que impactan en la tesorería.

Esta campaña formativa (no comercial) para ampliar los conocimientos en materia de Automatización de la Gestión de Procesos de Negocio entre los directivos españoles se extenderá durante los próximos 2 meses, en los que un experto de Polymita visitará, por riguroso orden de  suscripción, a aquellos directivos interesados en ampliar sus conocimientos, condensando en las sesiones, toda la información necesaria para que el directivo pueda entender los beneficios de incorporar BPMS a su organización. Son gratuitas, presenciales y personalizadas, balanceando los contenidos desde el negocio hasta la tecnología, en función del perfil del directivo y de su interés y la duración es de 60 minutos.

A estas alturas, es un hecho que el Cloud Computing es un paradigma revolucionario en la gestión de las infraestructuras tecnológicas empresariales. Del mismo modo, la Gestión por Procesos de Negocio (BPM) es sin duda alguna, la metodología por excelencia en la nueva era de la gestión empresarial.

 

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn