Primero enfoca, luego gamifica

Aparece una nueva vía entretenida y motivadora para generar resultados positivos en tu empresa que deja atrás la antigua percepción que vinculaba el progreso con la seriedad. En este sentido es importante saber definir lo que es la gamificación pues “el error más frecuente es considerar que  poner a jugar a los empleados o clientes es gamificación”, comenta Rodrigo Bolgia, CEO de la plataforma Gamifica. La clave es hacer que los empleados apliquen en el trabajo la misma conducta y la misma pasión que dedican al juego para sacar lo mejor de los empleados y poder cumplir los objetivos, como aclara Jaime Grau, CMO de Prisma.

Una de las razones por las que se aplica la gamificación es la necesidad de aumentar las ventas, sin embargo, los directivos, tal y como comenta Rodrigo, consideran que no tienen la necesidad de desarrollar una métrica previa por lo que, a posteriori, no podrán llevar a cabo una comparación y análisis de los resultados, y por ende, no conseguirán los objetivos previstos.

En este planteamiento previo hay que definir si la solución a implementar es para clientes o para empleados. “Una vez determinado esto, analizamos el objetivo del proyecto y definimos si el campo de acción es presencial o digital. A partir de allí, realizamos una propuesta puntual con la intención de llevar adelante un primer piloto acotado. Si el cliente está satisfecho con los resultados, avanzamos en proyectos de mayor envergadura”, aclara el CEO de Gamifica.

Independientemente del área de aplicación, según afirma Rodrigo Bolgia, trabajar a nivel interno siempre tendrá efectos positivos en toda la cadena de la empresa. “Todos salen ganando”, pues al poseer un componente de entretenimiento, hace que el clima de trabajo sea el adecuado y los clientes perciban ese buen ambiente, lo que se traducirá en un aumento de los beneficios de la empresa.

Qué gamificar

Las cinco preguntas clave para realizar una buena estrategia de Gamificación son: qué queremos conseguir, cómo va a interactuar el público en el juego, cuál es el premio (para lo cual tenemos que conocer los gustos), donde se va a desarrollar (que dependerá de cuál sea el objetivo) y cómo vamos a medir el resultado.

Saber aprovechar las debilidades para aplicar gamificación es una de las cuestiones esenciales que determina el éxito de esta práctica, ya que al detectar estos puntos y poner solución, podemos hacer que el empleado se sienta motivado y pueda realizar esas actividades de una manera más liviana. Como aclara Juan Valera, autor de “Gamificación en la empresa” hay que aplicar la psicología positiva. La idea es: si tienes una tarea muy complicada entras en nivel de estrés. Si es demasiado fácil para ti la dejas por desinterés. Por eso, los videojuegos muchas veces te demuestran que eres capaz de hacer algo antes de ponte con ello”.

Call Center es una de las empresas españolas que ha conseguido aprovechar estas debilidades gracias a Gamifica, la empresa encargada de aplicar estas técnicas del juego. El trabajo de los teleoperadores era muy estresante por lo que, ante esta situación, creó una plataforma online parecida a una red social en la que se mostraban los logros de cada empleado. Así, se producía un sentimiento de comunidad y seguimiento de las tareas de los compañeros que daba lugar a la propuesta de ideas para solucionar los problemas que aparecían en la compañía. Gracias a leste sistema “hemos logrado disminuir el tiempo de conversación en más de un minuto y diez segundos, e incrementar la calidad en un 7%”, explica Bolgia.

Otra empresa española pionera en aplicar sistema de gamificación fue Correos. Su juego consistió en corregir faltas de ortografía de 160.000 páginas a cambio de premios. Se creó una competencia amable entre los empleados ya que se basaba en un ranking, lo que hacía incentivar a los empleados a jugar. Con todo ello consiguieron que una tarea aburrida se convirtiera en algo entretenido.

Qué conseguimos

Los objetivos que persiguen estas actividades son principalmente la fidelización, tanto de los empleados como de los clientes, la motivación para hacer que la rutina no resulte aburrida, y la optimización del negocio.

De igual manera, la gamificación aporta datos relevantes para la empresa, tales como las áreas de mejora de los empleados o departamentos, así como el talento o debilidades de los mismos. A través de un ambiente entretenido, recursos humanos recibe datos que, con una buena interpretación, puede aplicar los mecanismos para hacer que, por un lado, esos problemas se solucionen y por otro, esas fortalezcas sigan en aumento.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn