¿Qué pasaría si le damos muerte a la corbata?

%banner%
%home%

La calma es aliada del equilibrio y, si deseamos la tranquilidad, es necesario poner fin a las luchas e inquietudes que fatigan el cuerpo y la mente. El equilibrio siempre procede del interior, de la aceptación propia y de la de los demás. Es un proceso dinámico que depende de cada individuo. Ovidio Peñalver, socio de ISAVIA, nos recuerda cómo la adecuada gestión de las emociones y el autoconocimiento nos conecta con nuestra esencia.

La ansiedad y el desasosiego tienen como fuente principal la batalla que mantenemos en nuestra propia mente al proponernos metas inadecuadas, incongruentes, incoherentes, que entran en conflicto con nuestros valores o entorno, o bien al mantener una lucha constante contra ese contrincante interno que todos llevamos dentro y que nos debilita.

Ovidio Peñalver reivindica un cierto punto de rebeldía en la clase política y empresarial para salir de la programación social tradicional en la que nos hemos asentado. Para ello, hay que generar momentos y recrear espacios en los que surjan la magia y las experiencias en las que las personas puedan flotar.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn