Naiara Rodríguez-Escudero: “Los principales retos de un CEO son adaptarse rápido y bien porque el cliente y el empleado así lo exigen”

En demasiadas ocasiones, el adjetivo de “pionero” se utiliza con mucha alegría pero poco rigor. No es éste el caso, ya que Naiara Rodríguez-Escudero sí fue pionera cuando, hace ahora dos años, se convirtió en la primera socia en España del prestigioso bufete estadounidense Latham & Watkins, uno de los más importantes del mundo del derecho.

Pero, más allá de su condición femenina, fueron muchas las cualidades que llevaron a Latham & Watkins a fijarse en Rodríguez-Escudero, quien hasta entonces ejercía como counsel en el despacho británico Linklaters. Reconocida como una de las mejores expertas de derecho laboral en España, Naiara llevaba muchos años asesorando a clientes nacionales e internacionales en ámbitos como las reestructuraciones, las operaciones M&A, los convenios colectivos y todo tipo de litigios laborales.

Por todo lo anterior, Naiara recibió el reto de poner en pie una división de derecho laboral en Latham & Watkins España. Y en esa titánica tarea lleva desde 2018, cuando asumió el área de Beneficios, Compensación y Empleo del bufete norteamericano. Durante este tiempo también se ha consagrado como una experta en legislación laboral española y europea y ha asesorado a fondos globales de capital privado, multinacionales y algunos de los principales empleadores de nuestro país.

Talento y diversidad

Dicen que el derecho es uno de los ámbitos en los que el llamado techo de cristal es más evidente. ¿Compartes esa apreciación? ¿Se ha acelerado la incorporación de la mujer a los puestos de decisión de los bufetes de abogados?
El techo de cristal es evidente en muchos sectores económicos y los servicios profesionales somos un ejemplo más. En los últimos años, los despachos de abogados han hecho un esfuerzo por mejorar el porcentaje de mujeres en puestos de decisión, pero también en analizar las causas y poner en marcha las políticas y programas adecuados para apoyar tanto a la mujer, como a los colectivos minoritarios en su progresión profesional. En el caso de Latham & Watkins destinamos muchos recursos internos a programas de igualdad y diversidad, y los resultados son cada vez más notables a nivel global.

Tu fichaje por Latham & Watkins es un ejemplo de la batalla por atraer el talento que se ha desatado en los grandes despachos de abogados. ¿Sufre España escasez de expertos en derecho? ¿Qué podemos aprender de las empresas americanas en una época en la que el talento está tan cotizado?
En España tenemos excelentes profesionales en el mundo jurídico. Una firma global como Latham & Watkins supone una plataforma excelente para tener un crecimiento profesional y acceso a operaciones corporativas y asuntos jurídicos complejos y multijurisdiccionales. De las empresas americanas podemos aprender su éxito en la composición de equipos diversos y plurales, la retención del talento, y el desarrollo de sistemas de remuneración que permiten el crecimiento profesional de todos los perfiles.

Los candidatos son cada vez más sofisticados y no solo ponen en la balanza factores individuales, sino que aprecian factores colectivos como el impacto social y ambiental de la empresa o sus políticas de desarrollo.

¿Consideras que uno de los grandes problemas de muchas empresas españolas es que aún existe demasiada distancia entre el CEO y sus empleados?
En España seguimos tendiendo a ser excesivamente jerárquicos, mientras que las empresas norteamericanas y anglosajonas son cada más horizontales, aun manteniendo sus esquemas organizacionales. Aunque vamos avanzando, debemos dar más pasos al frente y dejar atrás lacras como el presencialismo.

Como experta en relaciones laborales, ¿qué factores son los que más valoran los profesionales españoles: sueldo, conciliación, posibilidad de desarrollo…?
Esos tres elementos son fundamentales, además de la exigencia de estar en organizaciones con valores. Los candidatos son cada vez más sofisticados y no solo ponen en la balanza factores individuales, entre los que suelen estar los tres que mencionas, sino que aprecian factores colectivos como el impacto social y ambiental de la empresa o sus políticas de desarrollo.

¿Le está costando a los despachos de abogados más que a otro tipo de compañías apostar por la diversidad en sus consejos de administración? ¿Por qué?
Los despachos de abogados no somos una burbuja aislada. En términos de diversidad somos un reflejo más de la tradición, no siendo un rasgo endémico o más grave en los bufetes. La problemática de por qué hay más hombres en los consejos de administración es pluricausal.

Digitalización y derecho

Tu objetivo en Latham & Watkins España es poner en pie un nuevo departamento de derecho laboral. ¿Qué servicios relacionados con esta área son los que más están demandando las empresas españolas y a cuáles auguras un mayor crecimiento en los próximos años?
Las empresas españolas demandan cada vez más un asesoramiento laboral que recoja aspectos de cumplimiento normativo y regulatorio sofisticado, al tiempo que incorporen las mejores prácticas y tendencias de otros mercados. En cuanto a las áreas de crecimiento veremos la digitalización de los servicios y productos y su impacto en las relaciones laborales, la expansión a nuevos mercados y la importación de esquemas retributivos más avanzados.

Vivimos en una época de cambios muy profundos como consecuencia de la transformación digital, que está generando nuevos modelos de negocio y nuevas formas de relación entre empresas y profesionales. ¿Es necesario abordar la llamada “uberización” de la economía desde un punto de vista jurídico? ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan los CEO de las empresas de nuestro tiempo?
Es evidente que la transformación digital está generando nuevos modelos de negocio y esta realidad está creando diversos problemas jurídicos. Los principales retos de un CEO son adaptarse rápido y bien porque el cliente y el empleado así lo exigen; el riesgo del cibercrimen y el acceso fraudulento a los sistemas de información empresariales, así como el nuevo modelo de relaciones laborales al que la legislación todavía no da respuesta.

Si tuvieras la oportunidad de modificar algún punto de la legislación laboral española, ¿qué aspecto o aspectos cambiarías sin dudar para dotar de mayor competitividad a nuestro tejido empresarial? ¿Consideras que se debe volver a apostar por la negociación colectiva?
Debemos dejar de lado todo aquello que rigidiza las relaciones laborales y apostar por los aspectos que las doten de mayor flexibilidad para dar respuesta a las nuevas necesidades y fomentar el desarrollo profesional de la persona y de la propia compañía. Respecto a la negociación colectiva, es buena y deseable, y se debe volver a poner en valor.

Los principales retos de un CEO son adaptarse rápido y bien porque el cliente y el empleado así lo exigen; el riesgo del cibercrimen y el acceso fraudulento a los sistemas de información empresariales, así como el nuevo modelo de relaciones laborales al que la legislación todavía no da respuesta

 

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn