Un menú sano para la mente

Carlos Herreros

14 de julio de 2014

Dos grandes expertos en Neurociencia aplicada, Daniel Siegel y David Rock y otros también notables neurocientíficos , Steven A.Y. Poelmans y Jessica Payne, han reflexionado sobre las necesidades de las mentes sanas. Mientras que una combinación de ejercicio, descanso y alimentación puede ser suficiente para producir fortaleza física y resiliencia, no bastan para que la mente funcione óptimamente.

Por lo tanto, consideran que es ahora el momento idóneo para lograr una mente sana especialmente porque los paises desarrollados están llegando a los límites del crecimiento económico.

A diario los noticieros nos informan de las consecuencias catastróficas de la falta de alimentos, de viviendas básicas pero la sociedad no es muy consciente de lo que ocurre cuando se depriva del juego a  personas o comunidades importantes (pensemos en generaciones de niños que trabajan en condiciones de trabajos forzados) , de un sueño de calidad (pensemos en la gran cantidad de personas que necesitan somniferos), o de un tiempo suficiente para focalizar y sostener la atención  sin distracción ( pensemos en grupos de población que sufren el desempleo o el subempleo o el gran número de personas que ocupan su tiempo atendiendo a “medios basura”).

Poco sabe la gran mayoria de la personas acerca de cómo las interrupciones constantes y las distracciones generadas por aparatos de comunicaciones y el bombardeo de información y publicidad que nos envían los medios, influye en nuestro bienestar mental. Apenas son conscientes de los efectos negativos de la sensación de aislamiento y de la ausencia de relaciones que pueden producirse en grandes ciudades construídas sin tener en cuenta nuestra necesidad de sentirnos parte de una comunidad. Finalmente, lo que podemos mejorar como especie si generalizamos las prácticas reflexivas.

Con estos breves razonamientos, los autores nos presentan el siguiente menú:

a)    Tiempo para dormir

b)    Tiempo para el ejercicio físico

c)     Tiempo para centrarse o focalizarse

d)    Tiempo para conectar

e)    Tiempo para jugar

f)      Tiempo para desconectar ( el momento de los “insights”)

g)    Tiempo para la reflexión y la sintonización.

Quizá este breve introducción al menú pueda ayudarnos a aplicarlo en las ya inminentes vacaciones.Después de ellas, presentaremos a nuestros lectores algunos de los ingredientes de este menú.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn