Reconoce tu problema y resuélvelo

%banner%
%banner%

 

%home%

Helena López-Casares Pertusa| Madrid

 

Todos estamos de acuerdo en que no nos gusta el conflicto y tratamos de evitarlo a toda costa, pero eso no significa que debamos escapar de aquello que nos desagrada. Todos tenemos un espacio interno formado por una serie de sentimientos. Entre esos sentimientos encontramos el amor, el único que nos ayuda a solucionar el conflicto.

Para Manfred Kets de Vries el arma más eficaz para trabajar en un entorno de conflicto es la conversación franca y eficaz. Es sano reconocer que tenemos un problema con una persona dentro de la organización, mirarla a los ojos y decirle abiertamente que tenemos que intentar resolver las diferencias llegando a un punto de entendimiento cómodo para ambos.

La gran diferencia que existe entre las personas es su manera de pensar. Trata de elegir los pensamientos adecuados y modela tus emociones para que éstas no arrasen todo lo que encuentran a su paso.

 

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn