Los empleados españoles pierden 3 de cada 8 horas de trabajo

Redacción

7 de Abril de 2014

Los trabajadores españoles gastan más de un tercio de su jornada laboral en actividades que no tienen que ver con su trabajo. Desde los departamentos de Recursos Humanos Los se que 0,94 horas se malgastan cada día, aunque sospecha que pueden llegar a convertirse en 1,60 hrs. Las principales distracciones están bien identificadas y son navegar por internet, con un 44%, charlar con los compañeros, con un 23%, gestiones personales, un 3,95, y la búsqueda de opciones laborales, 1,3%.

Los datos se desprenden de un estudio llevado a cabo por Lukkap  en el que se conceptualizan tendencias de futuro, de captación de talento, desarrollo, relaciones laborales, productividad, desvinculación y casos de éxito. Para realizarlo se han analizado más de 6.000 datos de personas en búsqueda activa de empleo y de organizaciones en búsqueda de talento, así como las prácticas innovadoras en gestión de personas y transición de carreras en más de 20 países.

Con este escenario por delante, Lukkap sostiene que es necesario avanzar en una cultura empresarial en la que los resultados tendrán mayor importancia que la presencia física. Las oportunidades nacerán al definir roles, espacios y dispositivos multitarea. Se habilitarán plataformas y herramientas de trabajo similares a las usadas en la vida personal. Se diseñarán jornadas que se adapten al ciclo productivo de cada empleado y se impondrán las herramientas “Cloud Working”. Será necesario identificar y eliminar tiempos muertos, cuantificando y recompensando el ahorro de tiempo del empleado.

Surgirán conceptos nuevos. Las redes sociales empresariales están generando ya “empresas enjambre” en las que los equipos de trabajo se crean y se deshacen rápidamente, permitiendo a muchas personas colaborar en varios proyectos y editar documentos desde cualquier lugar.

Las oficinas del Siglo XXI están pensadas para que el empleado desempeñe todas las tareas sin levantarse de su puesto. Deberán adaptarse al contexto y naturaleza de esa tarea y al momento del día, ofreciendo espacios multiuso, zonas abiertas que favorezcan la concentración o el descanso. Algunas marcas B2C incorporan tiendas en sus oficinas para favorecer el contacto entre sus empleados y clientes fans de la marca. Otras proporcionan momentos de evasión para favorecer la creatividad e inspiración mediante hilos musicales, cafeterías o réplicas de salones hogareños.

Las nuevas tecnologías permiten a los empleados interactuar desde cualquier parte del mundo. Los RRHH tendrán que apostar por este entorno virtual, proporcionar formación para explotar estos recursos y ser los primeros en adoptarlos. Herramientas como Skype están evolucionando hasta la tele presencia, simulando reuniones con un realismo y una definición extremas.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn