Rafael Herrero: Sentimientos vs. Notoriedad

%banner%
%home%

Elisa Carreras| Madrid

 

Rafael Herrero es Consejero Delegado de ESSE, Servicios avanzados de Energía, y Director General  de 2ERRE Ingeniería, y ha desarrollado toda su trayectoria profesional dentro del mundo de la ingeniería civil y las nuevas tecnologías.

La notoriedad del CEO es buena, si es en beneficio del cliente

Aunque los CEOs están cada vez más habituados al uso del Smartphone, no todos son conocedores de las redes sociales y participan a través de su móvil. Rafael Herrero, uno de los CEOs más jóvenes entrevistados por el canal, se revela activo, ofreciendo su opinión acerca de temas de actualidad a través de su Twitter: @rafa_anese.

 Su participación en la vida pública no parece reñida con el ejercicio de sus funciones, y eso que no sólo preside y dirige las empresas antes mencionadas, si no también la asociación que agrupa al sector de las eses, ANESE.

 En ambos casos, Rafael Herrero entiende que su función como presidente consiste también en captar atención sobre su persona, para captar atención sobre el sector en beneficio de sus asociados o clientes. Su política es: “Si es bueno para los clientes, adelante”.

Sin embargo reconoce que en el caso de CEOs excesivamente interesados en captar la atención sobre sí mismos, aquellos que lo hacen únicamente movidos por su propio interés, van en contra de los intereses de sus clientes.

Su marca personal, es más una marca empresarial, que le identifica totalmente con la asociación que dirige, y sigue la estrategia de comunicación que marca ANESE con el fin de estar presente en todos los medios de comunicación posibles. No pretende que al salir en los medios, se le reconozca como Rafael Herrero, si no como presidente de ANESE.

En su opinión también los directivos sacan provecho de su recorrido profesional en la medida en la que aprenden de su entorno, de aquellos con los que han tenido oportunidad de trabajar, y que les han hecho más “empleables”. Siendo esta “empleabilidad” también destacada por Enrique Sánchez, presidente de ADECCO, durante la misma entrevista con Canal CEO.

Decidir dónde quieres trabajar es un lujo, no tener problemas para mandar el CV a cualquier sitio y que no falte trabajo tiene en estos tiempos un valor incalculable.

El agudo sentimiento de soledad del CEO

Este Ingeniero de Telecomunicaciones, antes de pasar a dirigir su propia empresa, ejerció diferentes cargos en Soluziona y AUNA en España y el extranjero.

El paso de Rafael Herrero por América Central durante un período de su vida profesional, le hizo darse cuenta de que no se adaptaba a la soledad. Sin embargo no le gusta trasladar los problemas laborales a su vida privada, “comentarlo en casa sería vivir el problema dos veces”

En el caso de Rafael Herrero el tópico acerca de la soledad del CEO, se cumple, ya que confiesa que “tanto trabajando para otros como trabajando para mi, me he sentido muy solo”.

La falta de curiosidad le provoca un sentimiento de ira interna, que contra resta con la satisfacción que le produce el trabajo bien hecho: planificado, organizado y hecho con mucha atención.

Nunca le han despedido, y aunque no parece probable, cree que si le sucediera, lo vería como una oportunidad, no como un problema… como dijo Stanley Bendelac, “lo importante no es cómo te caes, si no cómo te levantas…”.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn