La marca personal te convierte en referente

%banner%
%home%

Muchos son los expertos defensores de la marca personal como una forma necesaria de promoción de la persona, del mismo modo que lo es la promoción de una  marca comercial.

La perdurabilidad de la marca personal

La marca personal presenta ventajas frente a la marca empresarial, y es que la empresa puede llegar a pasar, ya sea porque desaparezca, ya sea porque cambie el concepto con el que se identifica, ya sea porque cambiemos de empresa. Mientras que la marca personal es intransferible e inherente a la persona, “la marca personal no pasa”, dice Íñigo Manso, CEO de Avalonred, y continua, “es necesaria para fomentar la “empleabilidad”, desarrollar una marca te convierte en referente. Tú eres el referente, no dónde has trabajado ni lo que has hecho, sino que tu propia personalidad es lo que estás aportando como valor”.

Sin embargo es difícil encontrar directivos que reconozcan la importancia del Personal Branding, y mucho más si se trata de reconocer que de algún modo lo desarrollan. En contra de lo que sucede en EEUU, en España parece que todavía es políticamente incorrecta esta práctica.

Algunos expertos entrevistados en este canal diferencian inteligentemente entre los CEOs  que destacan espontáneamente por su brillantez, y los CEOs que como cualquier otro tipo de personas, deben conocerse muy bien para extraer cuáles son sus atributos diferenciadores y para llegar a convertirlos en la imagen con la que quieren asociar su persona.

“El personal Branding facilita la relación con los demás y la transparencia, permitiendo que otros sepan qué pueden esperar de ti y que no”, opina Alicia Malumbres, consejera de Avalonred.

A lo que Mónica Deza, vicepresidenta de Innovación de Mc Cann World Group España, añade: “En la actualidad, vivimos en un mundo en el que hay que diferenciarse, existe tanta oferta que es necesario ser distinto de los demás para que te quedes en el disco duro de los empresarios y de las empresas, hay que saber distinguir entre lo que se nos reconoce y lo que se nos conoce”.

Por otro lado Jose Manuel Casado, socio fundador de 2C Casado Consulting, dice que lo más importante es saber cuál es la imagen que uno tiene como persona, y enclavar tu acción directiva en ese marco, conocer muy bien el marketing para descubrir las técnicas de influencia positiva, y por último, mantener una constante actividad de aprendizaje en aquello que uno es mejor que los demás, especializarse. “Hay que ser mejor que los demás en algo”, dice el presidente de 2C Casado Consulting.

La marca personal y su relación con la motivación

La marca digital es un  nuevo componente añadido que hay que tener en cuenta en esta nueva era. Hay que basar la marca en valores, independientemente de nuestros pensamientos políticos o religiosos, y ser coherente con ellos.

Respecto al tema de la motivación hay diferentes puntos de vista, mientras que en opinión de Mónica Deza, la motivación tiene que ser parte del concepto con el que nos asociemos. En opinión de Jose Manuel Casado, la motivación nada tiene que ver con la marca personal del directivo “la gente trae consigo su propia motivación, hay que enseñar a los directivos a no desmotivar a sus equipos”.

Y remata Alicia Malumbres afirmando que “la motivación puede ser un atributo de marca, aunque no siempre es así, en algunos directivos lo es y en otros no, todo depende de si la motivación forma parte de la personalidad del directivo”.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn