Grandes pensadores: 10 claves para el liderazgo según Marvin Bower

Llega la tercera entrega de los grandes pensadores del management con el análisis de la figura de Marvin Bower (EEUU, 1903-2003). No sólo es uno de los ideólogos más reputados del management moderno, sino que también es considerado el padre de la consultoría. El motivo fueron sus casi 20 años como CEO de la prestigiosa consultora McKinsey, lo que le permitió codearse con algunos de los líderes más influyentes del tejido empresarial estadounidense.

Esa larga experiencia en el mundo de los negocios y la dirección de equipos Zhumanos la dejó plasmada Marvin Bower en su dos grandes obras: The Will to Lead y The Will to Manage. En ellas, este pensador norteamericano expone las claves de lo que, en su opinión, deberíamos entender por liderazgo.

El decálogo del buen líder:

1- Honestidad

La esencia de un buen líder, según Marvin Bower, es su carácter íntegro. Eso implica transmitir a sus subordinados la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, pase lo que pase y en cualquier tipo de situación.

2- Justicia

Los trabajadores no soportan que los jefes sean injustos con ellos. Por eso, el CEO tiene que ser ecuánime y, por ejemplo, no encargarles trabajos o actividades que no sea imposible ejecutar correctamente en tiempo y forma.

3- Modestia

Parece una obviedad, pero fue una de las claves del éxito de Bower. En su opinión, un líder debe ser cordial pero informal, tratando de tejer relaciones de igual a igual con sus empleados. Eso implicaba huir de los grandes despachos o los intimidadores sillones de jefazo.

4- Empatía

Para Bower, escuchar es el verbo que más debería conjugar un verdadero líder empresarial. Y no se trata de aparentar interés por lo que le dicen los demás, sino de demostrarles que sus ideas realmente son apreciadas por la compañía.

5- Iniciativa

Como buen empresario estadounidense, Bower estaba obsesionado con la búsqueda permanente de nuevas oportunidades de negocio. Además, consideraba que ese constante estado de alerta debería estar presente en todos los integrantes de sus equipos.

“El verdadero significado de dirigir es capacitar al mayor número de trabajadores para ejercer tareas de liderazgo”

6- Urgencia

No sólo hay que tener iniciativa para detectar las nuevas oportunidades del mercado, sino que también hay que ser capaces de adaptarse a ellas rápidamente. Esa urgencia, según Bower, es la que permite que unas compañías crezcan al tiempo que otras dejan de ser competitivas.

7- Motivación

Una de las máximas de Bower rezaba que la mejor manera de motivar a los equipos es predicar con el ejemplo. De igual modo, entendía que el verdadero significado de dirigir es capacitar al mayor número de trabajadores para ejercer tareas de liderazgo.

8- Colaboración

El histórico CEO de McKinsey consideraba que no hay mejor recompensa para un trabajador que el hecho de que sienta que sus aportaciones son tenidas en cuenta por la compañía. Por esa misma razón, siempre defendía que, a la hora de tomar decisiones importantes, mejor en grupo que de manera individual.

9- Criterio

Parece otra perogrullada, pero no todos los dirigentes empresariales tienen esta cualidad: el verdadero líder tiene que tener el criterio suficiente como para resolver los problemas de manera eficaz, diseñar estrategias, establecer prioridades y llegar a conclusiones correctas.

10- Análisis

Aunque a Bower no le tocó vivir la era de la transformación digital y el Big Data, también habló en su momento de la capacidad analítica de los líderes. En concreto, pensaba que los directivos deben saber combinar datos, hechos e intuiciones, con el objetivo de adaptarse a los permanentes cambios del mercado.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn