El secreto de Facebook para fidelizar el talento en el sector IT

Las Tecnologías de la Información cada vez tienen más presencia en nuestras vidas y, como consecuencia, el sector IT está viviendo un fuerte auge que se traduce en un gran número de ofertas de trabajo, pero también escasez de talento que se traduce en sueldos superiores a la media.

Los más buscados

Esta falta de profesionales se ve especialmente en los perfiles senior y se da en todas las regiones de España, sobre todo en áreas como el Big Data, la Seguridad de la Información y el Desarrollo de Software. Además, grandes tendencias como la Inteligencia Artificial, el Machine Learning, el Vehículo Autónomo, el Blockchain o Ethereum todavía incrementarán más la necesidad de profesionales IT expertos.

Hay casos concretos, como el de especialistas y consultores SAP, que están viviendo una época dorada. Desde CEINSA hemos constatado como en el sector Retail los salarios apenas han aumentado salvo, precisamente, en aquellos perfiles más tecnológicos que son los encargados de digitalizar negocios tradicionales y posicionarlos también como ecommerce.

En 2020, medio millón de empleos se quedarán sin cubrir en la Unión Europea por falta de perfiles tecnológicos

¿Cómo afecta esto a las empresas? Fundamentalmente, de dos maneras. Por un lado, la escasez de perfiles tecnológicos obliga a ser muy competitivo en cuanto a los salarios que se ofrecen. Esto provoca que, según hemos analizado en CEINSA, los salarios del sector IT en España estén claramente por encima de la media. La media en el sector IT es de 29.082 euros al año, frente a los 23.331 del salario medio español.

Por otro lado, la fidelización de esos perfiles tecnológicos una vez ya han sido contratados se vuelve fundamental. En este aspecto las empresas están obligadas a ser imaginativas, sobre todo las pequeñas y medianas. La remuneración monetaria no puede continuar creciendo al ritmo actual, delante de una posible, aunque poco probable, burbuja en algunas posiciones. Diversificar el paquete de compensación, el refuerzo positivo y el salario emocional están ganando cada vez más peso, especialmente entre los trabajadores IT que no solo valoran cuánto cobran, sino la calidad del entorno laboral.

Esto ha llevado a que el sector IT sea uno de los que mejor remunera a sus trabajadores con salario emocional. En este sentido, muchas empresas se están apoyando en estrategias como el teletrabajo o la apertura de centros de trabajo en ciudades no muy grandes. Este último es el caso de Seidor, por ejemplo, que ya cuenta con 19 oficinas en ciudades medianas como Vic.

Los gigantes del 4.0

Del mismo modo, para atraer y retener al mejor talento, en los últimos años muchas empresas han reforzado sus políticas de compensación buscando el compromiso de sus trabajadores con la misma. Un ejemplo es la vinculación de una parte del salario al rendimiento de la compañía, mediante las stock-options.

En 2016 Apple, Google, Microsoft y Facebook en España pagaron hasta 23 millones de euros en acciones a algunos de sus empleados, siguiendo una política de compensación que buscaba blindar sus equipos contra la guerra por el talento.

Siguiendo con este ejemplo, Facebook ofrece a sus empleados acciones restringidas que permiten cobrar dividendos (con la condición de permanecer en la empresa durante un cierto tiempo). Microsoft, además, ofrece a sus empleados el derecho a recibir sin coste cierto número de títulos. En el caso de Google, el 99% de sus empleados tienen derecho a comprar sus acciones.

Este auge que vive el sector IT no va a revertirse, más bien al contrario. Estamos ante un cambio estructural profundo a nivel global y las empresas del sector seguirán necesitando profesionales muy formados. Se prevé que el 47% de las empresas IT de más de 50 empleados sigan contratando profesionales en el futuro y, si quieren competir por los mejores talentos, estas compañías deberán adaptarse a estas nuevas formas de entender la compensación.

Josep Capell, Director General de CEINSA.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn