El perfil del líder innovador

Beatriz Valderrama

@beatrizvalderra

Cambiar la cultura de una organización es muy difícil de lograr, pues significa que una masa crítica de personas ha de pensar y actuar de forma diferente a como lo venían haciendo. Esto requiere tiempo y el apoyo de los directivos en todos los niveles, incluso muchas veces se necesita una crisis como desencadenante. El papel de los líderes, por tanto, es crucial en el desarrollo de una cultura innovadora y comportamientos creativos que apoyen la estrategia de innovación.

Los resultados de una encuesta a una muestra de 1.700 mandos medios sobre las barreras inhibidoras de la creatividad mostraron que la barrera predominante era el miedo, en sus diversas manifestaciones (Croth & Peters, 1999).

[pullquote]El miedo es la barrera predominante ante la creatividad[/pullquote]

Para promover la creatividad y la innovación, los líderes innovadores han de crear un entorno seguro donde las personas se animen a asumir riesgos, se puedan expresar opiniones divergentes y las ideas extrañas sean bienvenidas.

La creatividad en el trabajo es posible si los líderes establecen un entorno abierto y estimulante en el que las personas puedan interactuar libremente e intercambiar sus ideas y donde puedan explorar intereses mutuos en el trabajo en forma colaborativa.

[pullquote]Inspirar innovación implica estimular al equipo para proponer ideas innovadoras y generar soluciones[/pullquote]

Inspirar innovación implica estimular al equipo para proponer ideas innovadoras y generar soluciones que ofrezcan un valor añadido y diferenciador con respecto a las prácticas convencionales, así como impulsar las propuestas del equipo, responsabilizándose de su implantación.

Esto exige cuestionar algunas creencias muy arraigadas, aprender a enfrentarse a las ideas preconcebidas, romper la inercia heredada, sentirse cómodos con la ambigüedad y la experimentación, conectar con las nuevas generaciones, buscar, reconocer y recompensar la creatividad.

Preguntas clave sobre creatividad e innovación

A fin de cultivar la innovación y la creatividad en la empresa deben practicarse ciertos comportamientos de liderazgo. Podemos analizar en qué medida encajamos en el perfil del líder innovador:

¿Doy ejemplo de mentalidad innovadora?

¿Atraigo y retengo a personas no convencionales con ideas originales?

¿Creo un ambiente distendido, propicio para la risa y el humor?

¿Promuevo la confianza, la cooperación y el intercambio de ideas y conocimientos con otras áreas de la empresa?

¿Utilizo canales de comunicación menos formales y más innovadores (blogs, mensajería instantánea, redes sociales)?

¿Promuevo el desarrollo de ideas creativas y enfoques de negocio nuevos?

¿Animo a pensar fuera de la caja y a cuestionar la forma obvia de hacer las cosas?

¿Busco continuamente formas de mejorar los servicios, procesos, los sistemas, el clima o los resultados de mi área?

¿Promuevo la diversidad de perspectivas al elaborar planes o estrategias, implicando a personas de diversas áreas o funciones?

¿Promuevo la implantación de las ideas más prometedoras?

¿Apoyo y recompenso a los empleados que se cuestionan la norma para innovar?

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn