El liderazgo: del presidente Obama al Papa Francisco

El pasado viernes tuvo lugar una cita muy especial en los Desayunos del Canal CEO con la presencia y sabiduría del catedrático de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, Rafael Navarro Valls como invitado principal. El encuentro se celebró en las oficinas de la Asociación para el Progreso y Dirección (APD) que organizó el desayuno junto a Mascuota. Además, contó con la colaboración de Saxobank y el Palau de Congressos de Cataluña.

La historia está llena de líderes, desde Ronald Reagan, John F.Kennedy, el Papa Juan Pablo II, al actual presidente Obama o al ahora líder espiritual, el Papa Francisco. Según las estadísticas el presidente Obama, hoy en día tiene un 40% de popularidad y el Papa Francisco un 90%, aunque en diferentes esferas ambos son importantes líderes mundiales.

Cuando todo va bien la gente se deja llevar por sus líderes pero en momentos de crisis, como el actual, se ha denotado un agujero de liderazgo que en muchas ocasiones se intenta cubrir mediante el marketing. Esa falta de valores éticos debe resolverse, por ello Navarro Valls comenzó el desayuno destacando que “no necesitamos cambios en las estructuras si no en los corazones”.

A lo que continuó diciendo que el problema es que “no siempre fracasar es malo, uno de los mejores valores es la experiencia, para que la gente siga a un líder no sólo tiene que ser el hombre o la mujer diez si no que se requiere compasión y misericordia, saberse poner en el lugar de los demás. Hay que saber tratar a la gente, ese es el problema, las personas no solo necesitan a alguien que admirar si no también a alguien a quien querer” argumentó el catedrático Rafael Navarro Valls.

El moderador del Desayuno, Adrián Díaz-Caneja, hizo referencia al marketing existente en la figura de la mayoría de los líderes, “hemos pasado por ver gestos como que el Papa Francisco lave los pies a los pobres o el oportuno pose del presidente Obama con su mujer en una fotografía”. A esto el Director de desarrollo de negocio de Telecor, Gonzalo Babé Romero, planteó que podría pasar con los sectores de la población que se habían acercado a estos líderes gracias a sus gestos en una sociedad en la que todo se interpreta como marketing.

Por su parte, Valls expuso que “el problema estaba en elevar la temperatura espiritual de la gente, los utópicos que buscan cambios bruscos desconocen lo que es el hombre y su historia”. Un líder necesita de la misericordia, “la misericordia es compartir con otros su miseria”.

La directora general del bufete Juárez Abogados y Asociados, Inmaculada Juárez, también intervino haciendo una reflexión sobre el marketing interno de una empresa: “El líder tiene que ser capaz de hacer creer a su equipo su propia capacidad. Se suele dar mucha importancia a la publicidad externa de la empresa que en realidad no hace nada, lo que espera la gente es ese gesto de cambio, quiero a alguien que tenga capacidad”.

“A un verdadero líder le mueven sus sueños, miran más allá del horizonte y pueden ver con claridad, por encima del muro” afirmaba Navarro Valls. Así mismo, finalizaba su exposición describiendo como debería ser la personalidad de un auténtico líder: “Es ese que no está dispuesto a contentar a los demás, que no se quita de encima los problemas y es capaz de disculparse y sobre todo que no es dubitativo. Los líderes deben afrontar las cosas tal y como son”, éstos son los valores que importan tanto a una empresa como para la política de vida.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn