El engagement en la era de los “millenials”

Laura Martín |

La generación de los “millenials” está comenzando a asentarse en las empresas de todo el mundo y las compañías deben adaptarse a las nuevas características de esta incipiente generación. Los millenials son muy diferentes a lo conocido hasta ahora en el mercado laboral, nativos digitales a los que no les importa la movilidad geográfica y que tienen claro que lo primordial es avanzar en su carrera profesional.  “Los millenials no se pueden retener, no buscan una compañía de por vida. Se vinculan a su profesión y a proyectos”, afirma Vivian Acosta, socia directora de Talengo.

Entonces, ¿cómo deben afrontar las empresas a partir de ahora el engagement y la rotación laboral? La generación del milenio constituye en la actualidad, el 34% de la fuerza laboral en Estados Unidos. Algunos CEOs lo ven como un problema y otros como una oportunidad para sacar el máximo provecho de las capacidades y conocimientos de estas personas mientras que permanezcan en la empresa.

Según encuestas publicadas en el diario Wall Street Journal, la media de la duración de un puesto entre trabajadores de 20 y 24 años, fue inferior a 16 meses durante el pasado año. Sin embargo, para los empleados con una media de edad de 25 a 34 años, esta media aumenta hasta los tres años. Y se incrementa aún más a partir de los 35 años, con una media de 5,5 años por puesto de trabajo en una misma compañía. Analizando este informe observamos que a mayor edad, mayor compromiso se adquiere o se genera con las empresas.Esto puede ser también, por la búsqueda de una mayor estabilidad económica y personal.

“Hay una gran inquietud”, reconoce la fundadora de Levo League, Caroline Ghosn, que ha llevado a cabo programas a consultoras sobre cómo retener y comprometer a los jóvenes. Según ella, es importante fomentar lazos estrechos entre las personas de la empresa, organizando convivencias o mediante redes o grupos sociales de participación para que expresen su opinión en cualquier cuestión relativa a la organización. También, otras empresas también han apostado por suavizar las políticas de vestimenta en la oficina u organizar programas para enviar a los trabajadores más jóvenes a trabajar en otras sedes ubicadas en el extranjero.

Esta comprobado que la nueva generación de trabajadores, son ambiciosos y quieren trabajar en un lugar en el que vean posibilidades de avanzar en su carrera profesional. El CEO y el departamento de Recursos Humanos de las empresas tienen por tanto, una complicada y retadora tarea para conseguir que los mejores y más aptos para los puestos ofrecidos formen parte de su compañía.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn