El cambio de África pasa por el cambio de la educación de sus líderes

%banner%
%home%

Leo Farache| Madrid

 

Awuah sabía que en los hospitales ghaneses se morían personas, por la falta de recursos que sí existían en el país, debido a la negligencia de los líderes de los hospitales, a su vez comandados por los líderes políticos.

Patrick Awuah es el fundador y Presidente de la Universidad de Aseshi en Ghana. Awuah salió de su país para estudiar en la Universidad de Swarthmore en el Estado de Pennsylvania, y allí pudo comprobar, por comparación, que el sistema de educación ghanés estaba basado en la rutina y en la memoria, y en cambio, el modelo de educación norteamericano invitaba a la reflexión, a pensar y a decidir.

Cambio de mentalidad de un CEO

Su vida después de la universidad le llevó a trabajar en Microsoft en un departamento encargado del desarrollo de software que, como él mismo dice, “ayuda a hacer un mundo mejor”. Mientras los ingresos de Microsoft crecían, el PIB de Ghana se mantenía estancado. El total de lo que Microsoft vende es varias veces el PIB de este país africano.

Llegado un momento crítico de su vida, la paternidad, estableció un diálogo consigo mismo y se dijo que él no podía seguir trabajando en Estados Unidos y permitir que el deterioro africano siguiera perpetuándose. Fue así como Awuah dejó su aventura norteamericana y se puso a investigar sobre las razones que hacen de África un continente pobre y devastado.

Habló con mucha gente y llegó a la conclusión que había 3 problemas que hacían de África un continente sin aparente esperanza: la corrupción, la debilidad de sus instituciones y la gente que lideraba el país.

¿Por qué Ghana producía líderes tan malos, corruptos e ineficaces? ¿Era algo que llevaban los ghaneses en la sangre? ¿O por el contrario había algo que explicara este factor tan determinante en la vida de sus compatriotas? La respuesta la encontró en la educación: los futuros líderes ghaneses recibían una instrucción basada en la memoria de los datos sin espacio para pensar, decidir, hablar de ética o de los objetivos fundamentales de la persona en la vida. Así pues, si se quería una nueva Ghana, se necesitarían nuevos líderes con una nueva educación.

Eso es lo que condujo a Awuah a crear la Universidad de Aseshi. Su motivación es la de crear futuros líderes que consigan que, su país y el continente entero, cambien su rumbo gracias a que ha haber recibido una educación diferente.

Patrick Awuah, un Global Leader

La misión de esta universidad es suficientemente reveladora: la misión de Aseshi University es educar a una nueva generación de líderes africanos éticos y emprendedores; cultivar entre nuestros alumnos habilidades para aprender a pensar, ponerse en el lugar de los demás y la valentía necesaria para transforma un continente. (“The mission of Ashesi University College is to educate a new generation of ethical, entrepreneurial leaders in Africa; to cultivate within our students the critical thinking skills, the concern for others and the courage it will take to transform a continent”).

Awuah es el octavo CEO ghanés más respetado, ha sido nombrado Global Leader por el World Economic Forum, ha recibido el premio del Millenium Excellence Award for Educational Development.

Y lo que es más importante, Awuah es un CEO que con su sabiduría, su tesón y su visión, está ayudando de forma activa, a contribuir posiblemente en un sueño que todos compartimos y que quizás muchos pensemos como una misión imposible: salvar a África.

Un detalle que nos hace pensar que gracias a Aseshi University es posible que las cosas cambien en África: quien dirige el decanato de Asuntos Económicos de esta Universidad es una mujer, Nana Araba, votada por más del 70% de sus compañeros.

Si quiere ampliar el conocimiento sobre Awuah quizás le interese ver el siguiente vídeo de TED:

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn