El arte de comunicar: ¿Eres un líder creíble?

Nuestra relación con nuestros equipos y con nosotros mismos está basada en cómo utilizamos la comunicación. Tomar conciencia del poder de esta herramienta, y utilizarla inteligentemente, nos permitirá liderar mejor. El arte de comunicar – Manual de uso del lenguaje positivo (Almuzara, 2019) es la nueva obra de Leo Farache, director general de la Asociación de Agencias de Medios, y socio fundador de Educar es todo y Más Cuota. Una herramienta indispensable para alcanzar el máximo potencial como líderes a través de la comunicación.

Para Leo Farache, «el principal error de la comunicación es la incomunicación y la mayoría de los problemas (no todos) surgidos entre jefes y subordinados tienen que ver, precisamente, con la comunicación».

Credibilidad y crédito 

Farache proclama que el buen comunicador es creíble y es conveniente que obtenga crédito: «¿De qué puede servir conseguir desarrollar todas las habilidades técnicas y emocionales si no somos capaces de dotar de credibilidad a nuestros mensajes? Nuestro relato tiene que tener visos de poder ser creído, nuestro interlocutor no tiene que tener la oportunidad de creer que le estamos contando un artificio».

Además, el exdirector de publicidad de la SER manifiesta que los que creen que van sobrados en su ejercicio comunicativo son capaces de alumbrar argumentos insostenibles pensando que nadie podría pensar que son unos mentirosos. «Es probable que no lo sean, simplemente son torpes comunicando», añade.

«El buen storyteller es capaz de crear un relato que nos permite convencer a nuestros interlocutores sobre la veracidad de nuestros argumentos».

¿Cómo enfocar el mensaje?

Leo considera que el comunicador debe saber cómo enfocar su mensaje para lograr que su interlocutor se lo crea: «Es posible que estés pensando que con decir la verdad ya vale, que peor para el que no se la quiera creer. Debemos saber que las personas que nos escuchan o leen pueden tener cierta prevención ante determinados mensajes a los que no les otorguen credibilidad de forma inmediata. Quizás hayan acumulado experiencias que puedan ayudarles a cuestionarse la verdad de nuestro relato».

El fundador de Marketing Director sostiene que, en el ámbito de la comunicación empresarial, las empresas intentan convencer a los mercados y a sus clientes de la bondad de sus acciones, de lo mucho que se preocupan por el bienestar de sus clientes:

«Los consumidores estamos en estado de alerta, predispuestos a no creernos muchas cosas por culpa de quienes no fueron del todo honrados, por la recurrente exageración o por quienes, creyéndose comunicadores, eran destructores de argumentos».

«Cuando comuniques di la verdad y, además, plantéate que esa verdad que vas a contar tiene visos de ser creída. No te autojustifiques diciendo que a ti con contar la verdad te vale porque tu objetivo no habrá sido cumplido. Tú quieres que tu mensaje se entienda y se crea. Y si no, ¿para qué comunicas?», concluye.

¿Cómo comunicar en positivo?

Comunicar en positivo implica ir desarrollando habilidades que nos permitan resaltar los aspectos positivos de nuestro mensaje y que induzcan al comportamiento deseado por parte del receptor del mensaje, que podemos ser nosotros mismos.

Por lo que, según el autor de El arte de comunicar, desarrollar habilidades de comunicación positiva requiere detectar, en cada caso, las herramientas a utilizar y practicarlas con sinceridad y seguridad:

  • Un proyecto siempre empieza por un sí, no por un no. Elimina el molesto «¿por qué no?» por un seguro y alegre «¿qué opinas de?», «¿y si hacemos?». Para estimular la creatividad de quien te rodee, cambia el «no» o el «sí, pero…» por el «sí y además…».
  • No des pena a tu interlocutor creyendo que así puedes estimularle a sentir compasión de ti. Muestra en tu verbo y en tu tono viveza y seguridad. Hay personas que tienen un hilo de voz cuando hablan o utilizan expresiones que procuran mostrar modestia de forma continuada (que es bien diferente de la humildad). Aprovechar la fuerza de la sonrisa y la capacidad de conexión de un tono amable es condición necesaria de la comunicación entusiasta y positiva.
  • Crear en ti mismo y en tu interlocutor la expectativa de que va a salir bien, lo que no significa mentirte ni mentir a otra persona.
  • La mirada es auténtica, no evade ni invade a la otra persona. Es una mirada y una actitud de interés por lo que la otra persona dice (generosidad y empatía).
  • La amabilidad es fuente de confianza y de ambiente positivo en las relaciones. Una aliada de la comunicación en positivo.

Esta explicación forma parte de su libro El arte de comunicar – Manual de uso del lenguaje positivo (Almuzara, 2019), una obra imprescindible que ofrece las claves para utilizar la comunicación como una aliada que puede llegar a cambiarnos la vida en todos los ámbitos de nuestra vida.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn