Del cloud computing a la movilidad

%banner%

 

%home%

Cristina Quesada | Madrid

Senior Manager de IT Risk & Assurance de Ernst & Young

 

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación tienen un importante papel en el crecimiento de la productividad en la Unión Europea. Pero para poder aprovechar toda la potencialidad de las TIC para el desarrollo de negocio, crear generar nuevas oportunidades y alcanzar una mayor productividad, debemos conocer las posibilidades que se abren ante nosotros.

Te propongo una reflexión sobre los principales retos tecnológicos y las tendencias que deben conocer las empresas que quieran subirse al carro de la nueva revolución tecnológica.

Cloud Computing:

No hay duda de que los servicios de cloud computing o en la nube se convertirán en los próximos años en un conductor de la innovación, si cabe más importante de lo que ya lo son en la actualidad. La mayor parte del valor generado por este fenómeno ha sido capitalizado por los big-players con sede en EE.UU., como Amazon o Google. Pero la nube ofrece oportunidades para un abanico de empresas amplio, desde pymes a grandes compañías que pueden aprovechar la potencialidad y flexibilidad de este nuevo modelo de negocio.

Llevar servicios a la nube permite adoptar un sistema flexible de costes adaptando los presupuestos de TI a las necesidades reales de cada momento, sin grandes inversiones de CAPEX. Además, permite una implementación muy rápida de cualquier servicio, generando una inmediatez en la respuesta a las necesidades empresariales. Y, por último, aporta una gran escalabilidad de recursos, de manera que se utilicen éstos en función de la demanda y picos de trabajo de las propias compañías.

Big Data:

Big data es el fenómeno que surge del tratamiento y análisis de grandes conjuntos de datos, y ha sido el resultado del incremento exponencial de los niveles de interacción individual y transacciones realizadas en Internet. Estos grandes volúmenes de información se espera que aumenten aún más en los próximos años.

Y es que del análisis de dichos volúmenes de información se pueden aprovechar las empresas para generar valor. Las compañías líderes ya están utilizando la recogida y análisis de información masiva y desestructurada para llevar a cabo experimentos controlados que les ayudan a tomar decisiones y desarrollar acciones concretas de negocio. Por ejemplo, estudiar los patrones de comportamiento de los clientes en Internet permite a las compañías tomar las decisiones sobre los intereses y preferencias de compra de sus clientes, haciendo así una segmentación de clientes y desarrollo de productos a medida, mucho más precisa.

Redes sociales:

La extensión de los medios sociales está provocando profundos cambios de hábitos y nuevas vías de relación con clientes, empleados, proveedores e inversores. Muchas son las compañías que han iniciado el desarrollo de una estrategia en canales online: redes sociales, foros, blogs, etc. Algunos retos a abordar en el futuro pasarán por el análisis del posicionamiento de la marca o productos frente a la competencia, cuantificación de la interacción de los clientes en el canal digital, análisis del contenido que generan o el desarrollo de acciones de comunicación y marketing en el canal online, entre otras.

Movilidad TIC:

Durante los últimos años se está hablando mucho de las ventajas que supone para las empresas la movilización de ciertos procesos y aplicaciones de negocio. Así, destacan algunos beneficios como el aumento de la productividad, la reducción de costes, el incremento de la satisfacción del cliente y de los empleados e, incluso, la generación de nuevos modelos de negocio innovadores posibilitados por las nuevas tecnologías móviles. Y es que ya son mayoritarios los sectores o ámbitos de actividad los que potencian su negocio a través de la movilidad TIC: servicio al cliente, fuerza de ventas, trazabilidad en la entrega de productos y gestión de inventarios, gestión de rutas modificables en tiempo real o la oficina móvil, entre otros. Las posibilidades son muy amplias y algunas todavía inimaginables.

Si quieres analizar la situación de Europa con respecto al aprovechamiento de las TIC accede al artículo Las empresas europeas ante la revolución tecnológica.

COMPARTIR
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn